Indice Paises

martes, 1 de noviembre de 2016

Recorriendo los templos de Angkor. Parte 1

Día 11 de octubre    

¿Cuál es el mejor modo de ver los templos de Angkor, en Camboya?. Definitivamente, el mejor modo de ver este conjunto de templos y ruinas de Angkor, la antigua capital del imperio Khmer en Camboya, es en bicicleta. Paseando tranquilamente por los circuitos corto y largo y por el que nosotros hemos denominado "a nuestro aire", parando cada momento en lo que considerábamos un bonito paisaje o una buena vista, descubriendo estas maravillas construidas alrededor del siglo XI, contemporáneas de la catedral de Notre Dame de París o de la Torre de Londres.

No os vamos a engañar, visitar los templos en bicicleta de paseo tiene sus ventajas, pero también tiene otros inconvenientes frente al tuktuk. En una bici, siempre tienes que ser tú el que da a los pedales, no hay sombra, salvo la de los árboles que cruzas en la carretera y cuando llueve, como nos pasó a nosotros un par de veces, debes buscar un refugio bajo los árboles para no acabar empapado, aunque lleves un impermeable. Si lo comparas con un autocar de viaje organizado, claramente, el aire acondicionado en bicicleta solo se consigue pedaleando y disfrutando de la brisa.


Sin embargo, pese a todo, es el mejor modo de saborear estos increíbles lugares. Hemos estado cinco días en Siem Reap, la cercana ciudad que es la puerta a Angkor, para recorrer los templos durante tres días, haciendo los recorridos que luego os detallaremos. Desde nuestro hotel se pedaleaban cómodamente los cuatro kilómetros que distan los controles de acceso y luego todo el recorrido era por terreno plano. Además, la bici se podía aparcar en la entrada de los templos. Con una motocicleta hubiéramos tenido también todas estas ventajas, pero nosotros somos más de bici y, además, las teníamos gratis.


El primer día hay que parar en el nuevo edificio de compra de tickets, que ya no está en la "Avenida Charles du Gaulle", sino en la cercana "60m Road". Un edificio más moderno, más amplio, con tiendas, cajeros automáticos y salas de exposiciones. En los mapas lo encontraréis identificado por "Ticket Entrance Booth". Por cierto, el mapa es un elemento imprescindible para visitar el complejo y, posiblemente, os lo darán en vuestro hotel. Podréis elegir el tipo de entrada que queráis, según la duración de vuestra visita. En todos los casos os harán una fotografía que imprimirán en la entrada. No nos pidieron ningún documento de identidad, aunque habíamos leído que sí lo suelen hacer.

Ticket de entrada para 3 dias con foto
Desde allí iniciamos nuestro recorrido el primer día, y los otros días entramos directamente por la avenida Charles de Gaulle. Al parecer, si compras la entrada para el día siguiente sobre las 4 de la tarde, puedes entrar ese mismo día y ver el atardecer. El día que llegamos estaba lloviendo, así que no lo hicimos y tampoco madrugamos a las 4 de la mañana para ver el amanecer en los templos, por el mismo motivo. Nos tocó una semana de lluvias, que tuvo la ventaja de refrescar por la tarde el agobiante calor de esta zona. Como decíamos al principio, hicimos un recorrido "a nuestra manera", de entre veinticinco y treinta kilómetros por día empezando a las diez de la mañana, hasta las cuatro o cinco de la tarde excepto el primer día, que nos quedamos a ver el atardecer.

Todo el conjunto de templos de Angkor es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1998 y según explicaba un guía allí mismo, durante la ocupación tailandesa en el siglo XVIII, estudiaron llevarse el templo de Angkor Watt a Bangkok. Afortunadamente, desistieron dada la complejidad. Hay que tener en cuenta que la ciudad de Angkor (no sólo el templo Angkor Wat), ocupa unos 400 km2 de jungla con un centenar de edificios más o menos restaurados, y todavía se están haciendo hoy en día descubrimientos sobre cuestiones como su sistema de canalización, así como restos de la ciudad enterrados bajo la jungla, llegando a considerarse Angkor como el mayor complejo urbano del siglo XII, poblado por más de 1 millón de personas, según las investigaciones realizadas aquí.

Preparaos para escaleras muyyy empinadas
Hay una leyenda urbana que dice que los templos estuvieron en la selva perdidos durante varios siglos tras el abandono de los antiguos habitantes de esta ciudad, hasta que un naturalista francés en el siglo XIX persiguiendo una mariposa se encontró con los muros de uno de los templos y, de ahí, los franceses volvieron a sacarlos a la luz. Esta leyenda es falsa. Angkor Wat siempre ha sido un templo en activo, bien hinduista, bien budista. Los aldeanos conocían todos los templos de la zona de Angkor y su localización, pero no los habitaban, ni los cuidaban, por lo que la selva empezó a recobrar su territorio, lo que junto a la climatología, provocó su degradación, en algunos casos, muy importante y peligrosa por inestabilidad estructural. Los Jemeres Rojos también los utilizaron, despojándolos de todo sentido religioso y utilizando las estructuras de madera que se conservaban aún para hacer fuego. Podemos pues decir, que realmente estuvieron perdidos para el conocimiento occidental hasta que este naturalista francés habló de ellos.

Desgraciadamente, las policromías de los bajorrelieves que decoran toda la galería baja de Angkor Wat y de otros templos se ha perdido, excepto en algunos puntos muy ocasionales. Una lástima, porque debieron ser espectaculares.

Algunos restos de policromía
Por cierto, en los templos pusieron normas de vestuario hace unos meses, por lo que ni los hombres, ni las mujeres podemos vestir en pantalón o falda que deje las rodillas al aire, ni en tirantes, ni con grandes escotes. Al fin y al cabo, se trata de lugares de culto. Nosotros vestimos en consecuencia y vimos pocos casos en los que no fuera así. Algunas personas se cubrían los hombros o las piernas con un pareo, aunque la verdad es que no parecía que los vigilantes persiguieran este tema en absoluto. Estaban más pendientes de intentar saber si al día siguiente ibas a volver a los templos y si en ese caso, necesitarías un tuk tuk.


Además, habíamos leído que había bastantes niños intentando vender pulseras, agua o cualquier cosa y sí, nos encontramos con bastantes, aunque no insistían demasiado y eran más los que simplemente nos saludaban con una sonrisa al vernos pasar, que los que estaban vendiendo. No obstante, siempre les decíamos que "no, gracias" y que deberían ir a la escuela o a jugar. Nos decían que estaban de vacaciones o que estudiaban en casa y no les creíamos, aunque luego nos enteramos de que el colegio aquí no empieza hasta por lo menos la tercera semana de octubre.

Pub Street de noche
Respecto a la población de Siem Reap, lo que más nos llamó la atención fue el contraste entre las calles del centro, especialmente la zona llamada Pub Street, con las calles un poco más alejadas, que no estaban asfaltadas, ni parecían tener servicios básicos para nosotros, además de embarrarse, cuando no inundarse, cuando llovía, como ocurrió casi todas las noches que pasamos allí. Entrar en Pub Street es como entrar en otra ciudad. Música a todo volumen, decoración occidental, comida occidental salvo pocas excepciones, todo turistas. Bebida barata. Jarras de cerveza a $0,25, por ejemplo. La mayor concentración de tuk-tuks esperando clientes que os podáis imaginar. Cerca hay varios supermercados grandes, que aceptan tarjetas de crédito y también está el Nigth Market, con los suvenires de rigor.

Podríamos hablar un libro entero de cada templo, pero creemos que las imágenes ya hablan por sí solas. Os dejamos de todos modos un enlace a un documento en pdf con información, un plano, por si queréis más detalle y algunas fotos que hicimos.


El recorrido del día 1 fue:
  • Ticket entrance booth
  • Ticket control point de la calle "60m Road". Es un punto de control en la carretera donde comprueban que tienes el ticket de entrada a la zona.
  • Visita a Angkor Wat entrando por la entrada este hasta llegar a la salida oeste y vuelta por dentro, durante casi dos horas. 
  • Entrada por la South Gate de Angkor Thom cruzando el puente con las estatuas de asuras y devas a los lados y entrando por la puerta con las 4 caras.
  • Visita a Bayon Wat y sus espectaculares torres con caras.
  • Aparcar las bicis frente a Elephants terrace y descubrir la belleza de estos bajorelieves.
  • Visita al Baphoun subiendo por sus empinadas escaleras.
  • Pasear sobre Elephants terrace.
  • Vista de la explanada de Prasat Sour Prat y sus templos de una torre.
  • Visitar Phimeneakas.
  • Ver la Upper king terrace.
  • Salir de Angkor Thom por la Puerta Norte.
  • Visitar Preach Khan por la entrada oeste llegando hasta la este y volver viendo los primeros árboles que invaden los templos. Recientemente se han descubierto más estructuras que hacen suponer que su tamaño real era como el de la actual Valencia capital.
  • Regresar deshaciendo el camino atravesando Angkor Thom para ir a Phnom Bakheng para ver la puesta de sol (demasiado nublado para que fuera algo memorable).Vuelta al hotel de noche.
 ANGKOR WAT

Entrada Este de Angkor Wat
Patio de uno de los recintos de Angkor Wat
Apsaras y ventanas típicas de Angkor Wat
Muro sureste con el relieve de la Batida del Océano de Leche, mito central del hinduismo
Detalle central de la Batida, con Visnu rodeado de los Devas y los Ashuras, tirando de la serpiente Vasuki
Los relieves de Apsaras están en todas las paredes de los templos
Altar budista dentro de Angkor Wat

PUERTA SUR DEL RECINTO DE ANGKOR THOM

En las entradas a Angkor Thom se repite el mito de la Batida y la puerta de las 4 caras

BAYON WAT

Dicen que Bayon Wat simboliza el sabrado monte Meru
El templo de las mil caras. Todas las torres tienen una cara en cada punto cardinal
Bailarinas celestiales en Bayon Wat
Hay entre 196 y 216 caras, todas con algo que las diferencia del resto
En todos los templos hay yonis, representando el órgano femenino, en algunos también está la linga, su parte masculina
ELEPHANTS TERRACE



BAPHOUN
Baphoun
Pasarela de acceso a Baphoun
Subida a la torre superior
Algunos bajorrelieves de Baphoun
PHIMEANAKAS
Uno de los templos más sencillos


PREAH KHAN
Acceso al templo interior
El muro de entrada hace tiempo que fue invadido por la jungla

Detalle del dintel de una puerta
Es impresionante el grado de detalle de los relieves
¿Teatro Romano de Mérida?
Ya no se sabe si son los árboles los que sujetan la estructura o al revés

En la siguiente entrada completamos nuestro recorrido: Visitando Angor (parte 2).

Datos prácticos:

Wat significa templo

Entrada de un día a los templos: $20 (18,16€). La entrada te la pedirán en los controles de acceso al área de templos, donde la marcan cada día de uso, y también te la pedirán en el acceso a cada templo.

Entrada de tres días (válida dentro de un periodo de 1 semana): $40 (36,33€). Igualmente, con fotografía. Esta es la que compramos nosotros, visitando los templos 2 días seguidos, un día de descanso y otro día de visita.

Entrada para una semana (válida dentro de un periodo de 1 mes): $60 (54,49€).

Alquiler de bicicleta: gratis en nuestro hotel. Suelen ser unos dos dólares al día, en algunos casos con alguna organización caritativa. También hay bicicletas eléctricas.

Comida dentro de los templos: hay puestos de comida y de bebidas a lo largo de todo el recorrido. Nosotros nos llevamos unos bocadillos y agua en la mochila.

Recorrido en tuktuk: Si optáis por esta alternativa, os darán dos opciones de recorrido: recorrido corto (viendo tres o cuatro templos con Angkor Wat y Bayon siempre) o largo, viendo dos o tres de los alejados. Suelen ser 18 ó 25 dólares respectivamente. Si lo negociáis podéis conseguir que paren en más templos y mejor tarifa, claro. Suelen dejaros en una entrada y recogeros en otra de aquellos templos que tiene recorrido este a oeste.

Firefly Guesthouse (The Berlín Angkor): habitaciones sencillas, pero muy limpias. Lugar agradable, con personal muy atento. Un poco alejada del centro, pero en tuk tuk o bici se llegaba en pocos minutos y a cambio, resultaba un lugar muy tranquilo. descubrimos que su dueña es además española, Gemma. Muy amable en indicarnos lugares donde ir en los alrededores. Hay tuktuk que lo conocen por Berlín Angkor en vez de por Firefly.

Autobús de Phnom Penh a Siem Reap: hay varias compañías que hacen el trayecto, entre otras: Giant Ibis, Sorya, Mekong Express, Sokha Komar Tep y Kim Seng Express. Utilizan autocares o furgonetas similares, pero más o menos cuidadas, haciendo más o menos paradas en el recorrido. Elegimos Giant Ibis, $15 (13,65€). Nos recogieron en el hotel puntuales. El autobús estaba nuevo y muy limpio. Etiquetan el equipaje que se guarda en el maletero. Sólo hizo alguna parada para ir al baño y para comer (demasiado temprano para nosotros). Dan una botella de agua y un bollo de desayuno. Nos ha permitido ver los campos de la zona norte del lago, con enormes superficies anegadas y en los que las casas son palafitos para poder vivir.

11 comentarios :

  1. Me parece que estáis en el libro de la selva, o en Indiana jones, que emocionante....
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya verás en la siguiente entrada, Rosi.
      Besos

      Eliminar
  2. Qué lastima el deterioro que tienen los templos, en su día debieron ser impresionantes.
    A mi también me ha parecido introducirme en el libro de la selva e Indiana Jones.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y Angkor Wat está muy restaurado y reconstruido, pero algunos templos casi están sin tocar y sólo puedes ver retazos de lo que fueron porque has visto otros en mejor estado. De todas formas, hay muchos proyectos de restauración en marcha, así que, si se cuidan, podremos ver incluso más edificios en el futuro.
      Besos.

      Eliminar
  3. Solo puedo deciros... IMPRESIONANTE... Es como entrar en otra realidad. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si además piensas en la magnitud de una ciudad así en el siglo XII ...
      ¡Nos gusta que te guste, Pili!
      Besos

      Eliminar
  4. Solo puedo deciros... IMPRESIONANTE... Es como entrar en otra realidad. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  5. Ya os dijimos que no os ibais a arrepentir de ir en bici en estas visitas... Espectacular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os hicimos caso, Miguel. Nos acordamos de vosotros cuando se nos hizo de noche al volver el primer día ;-)

      Eliminar
  6. ... Por cierto, muy guapos en la foto de la entrada, ya era hora que salierais en alguna foto.

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.