Indice Paises

viernes, 4 de agosto de 2017

Nieve y géiseres en Yellowstone

Días 23 y 24 de abril


Winter is coming! - Es lo que pensábamos mientras ascendíamos por la carretera desde Gardiner, remontando el curso del rio tras pasar la monumental puerta erigida por el presidente Roosevelt. Un paisaje más y más nevado, con bisontes chapoteando en el contraste del agua humeante. Y, al final del camino, cien kilómetros hacia el sur, el géiser más famoso del mundo, el Old Faithful, en la super caldera volcánica del Parque Nacional de Yellowstone, Patrimonio de la Humanidad desde 1978.

Seguro que todos conocéis el nombre de Yellowstone. Bien por los géiseres, bien por las películas o bien por el personaje de cómic del oso Yogui si sois de nuestra generación.


Y es que este parque es mundialmente conocido por muchos motivos. Primero, porque es un mega parque natural que abarca territorio de tres estados: Idaho, Montana y Wyoming. Es, además, el más antiguo de los Parques Nacionales de Estados Unidos, establecido en 1872 por el Congreso. Algunos dicen que fue el Parque de Hot Springs en Arkansas en 1832, pero este último fue un Parque Estatal como también lo fue Yosemite en 1862. También es famoso porque fue en Yellowstone donde se creó el Servicio Nacional de Parques de USA en 1916, los Rangers, para proteger y salvaguardar el territorio y sus animales. Por último, Yellowstone es famoso por su actividad geológica. El territorio de este Parque es, geológicamente hablando, una super caldera volcánica de casi ochenta kilómetros de diámetro en permanente actividad, como se puede ver en sus múltiples fumarolas y géiseres. Fijaros que más de la mitad de los mil géiseres catalogados del mundo están en este parque. Teníamos muchas ganas de poder ver el más famoso, el gran Old Faithful, que cada hora aproximadamente expulsa agua hirviendo a una altura de veinte metros.

Puerta de entrada en Gardiner

Como estábamos durmiendo en Gardiner, en la entrada norte del parque, lo primero fue pasar por Albright Visitor Center, en Mammoth Springs a ocho kilómetros de la entrada de Gardiner. Nos preocupaba el parte meteorológico que daba nieve y queríamos saber qué tal estaban las carreteras más adelante, sobre todo porque en Mammoth Springs estaba todo nevado. Aprovechamos para ver el Museo con una buena explicación de la geología, flora y fauna del lugar. Aprendimos en el Museo que a los animales que beben de estas aguas y que viven rodeados de estas emanaciones sulfurosas se les debilitan y se les caen los dientes muy pronto, por lo que su esperanza de vida es menor, en comparación con sus congéneres fuera del parque. Muy recomendable.

Travertine Terrace en Mammoth Springs

Desde allí pensábamos ir sin parar hasta la zona sur donde estaba el géiser. Pero no pudimos dejar de parar a ver brevemente las terrazas inferiores de Mammoth Springs. Es un espectáculo increíble ver las aguas calientes y sulfurosas deslizándose sobre las rocas cálcicas creando un paisaje marmolado. El olor del azufre no lo podéis sentir en las fotografías, pero imaginad que estáis delante de un montón de huevos podridos.

El carbonato cálcico disuelve la piedra caliza y crea las terrazas "de mármol"

Y continuamos camino por una carretera que habían abierto al tráfico la semana anterior, tras las nevadas del invierno, y que estaba aún bastante llena de nieve en dirección a Norris, pasando por la cascada de Golden Gate.

Golden Gate Falls

Fueron 34 kilómetros en medio de un paisaje invernal donde lo más destacable fue la tranquilidad y las vistas de lagos casi helados. En ese camino fue donde vimos a los bisontes remojándose en el río caliente.


Al llegar a Norris, seguimos en dirección a Madison otros 23 kilómetros, parando brevemente en Beryl Spring, antes de desviarnos a nuestro destino final, 26 kilómetros después, en la zona de géiseres donde está el centro de visitantes del Old Faithful. No paramos en los diversos puntos de observación de géiseres y pozas de agua caliente y colores de esta zona. Lo dejábamos para después. Estábamos ansiosos por llegar.

Beryl Spring
Empezamos a ver la gama de colores de Yellowstone

Y llegamos por fin a nuestro destino. El tiempo parecía acompañarnos y las nubes que habían estado amenazando en el camino se despejaron un poco para permitirnos observar el espectáculo. Así que, tras ver el vídeo y las explicaciones en el centro de visitantes y dar una vuelta por el camino habilitado a su alrededor, tomamos asiento en los blanquitos que han habilitado para el show. No tuvimos que esperar mucho porque, como os habíamos contado antes, el Géiser erupciona cada hora aproximadamente para liberar la presión interior. Por eso se le denomina así: el "viejo fiel" que no falta a sus citas. No es una única erupción, como pensábamos, sino que empieza lanzando chorros de agua que van creciendo en altura y potencia, hasta llegar a la gran erupción, bajando después poco a poco de intensidad. Por cierto, aquí si que vimos a un montón de excursiones organizadas que no habíamos visto desde el Gran Cañón del Colorado.

video

Merece la pena recorrer la zona alrededor de Old Faithful
Hacía frío y la diferencia de temperatura llenaba de vapor de agua el ambiente

Como la carretera del este estaba cerrada, tuvimos que desandar camino hacia la entrada norte, aprovechando, ahora sí, para ir parando en varios puntos de observación de los géiseres y de las formaciones creadas por ellos, incluyendo algunas piscinas de barro y piscinas de colores, como la Shappire Pool, que nos recordaban a la Champagne Pool y a las Mudpools que vimos en Nueva Zelanda.


Shapphire Pool

No dejamos de parar en la Grand Prismatic Spring, aunque aquí hay que reconocer que es mejor venir en verano, cuando no haya tanta diferencia entre la temperatura ambiente y la del agua, en ebullición, para evitar que el vapor tape la impresionante combinación de colores que tiene este manantial. Hay un punto de observación elevado, que es el mejor para hacer una buena fotografía, pero con tanto vapor, no se veía nada.



No pudimos dejar tampoco de hacer comparaciones con las áreas de géiseres del Tatio, en el desierto de Atacama, en Chile, que pocos meses antes habíamos visto.

La velocidad en el parque la marcan sus habitantes

Al día siguiente el tiempo empeoró y, aunque lo intentamos, no pudimos avanzar muchos kilómetros más allá de Mammoth Springs, ya que la carretera estaba llena de nieve, no llevábamos cadenas y la nevada era cada vez más intensa. Así que aprovechamos para ver esa zona con más tranquilidad, caminando por los pocos senderos que la nieve no había cerrado en la madrugada.


Nuestro plan para ese día era ir a ver las cascadas de Tower Roosevelt y el cañón del río Yellowstone, con sus paredes de roca amarilla que dan nombre al parque, pero entre las carreteras cortadas y las que nuestro coche no podía transitar, no nos fue posible. Tendremos que volver en una época más veraniega para poder disfrutar a fondo de este parque.


Esperamos que os haya gustado tanto como a nosotros el recorrido y os animamos a hacer este viaje estando al menos tres días en la zona, como habíamos previsto nosotros. Desde primeros de junio hasta octubre todas las carreteras deberían estar abiertas y se pueden recorrer muchos senderos, por lo que seguro que podréis observar más vida salvaje: osos grises, osos negros, coyotes, antílopes lobo, renos, alces, gansos y aves rapaces... cuando el "winter has gone".


Nos veremos de nuevo en la siguiente etapa: el Fossil Butte National Park camino de Salt Lake City.


Datos prácticos:

Cambio orientativo: 1 dólar = 0,9 euros. El uso de tarjeta está ampliamente extendido, aunque es muy frecuente que las tarjetas con Chip y Pin no se acepten si no tienen banda magnética.

Cómo llegar a Yellowstone: nosotros llegamos en coche de alquiler a la entrada norte, en Gardiner, que está abierta todo el año. Para entrar al Parque hay dos sitios principales: Gardiner en Montana y Yellowstone West en Idaho. Al primero hay que llegar desde Livingstone por la 89 y hay autobuses entre ambas. Al pueblo de Yellowstone es más fácil llegar e incluso tiene un pequeño aeropuerto.

Aparte de estas dos entradas, hay tres más. Hay una entrada noreste abierta todo el año que une Mamoth Springs dentro del Parque con el Lammer Valley a la que se llega por la 296 desde Cody o la 212 desde Red Lodge. Estas dos carreteras suelen tener cierres intermitentes en invierno hasta finales de mayo desde primeros de octubre por el mal tiempo ya que son de altitud y suelen tener mucha nieve. El trayecto en estas carreteras, por paisajes de alta montaña, dura al menos dos horas desde Red Lodge hasta la entrada, por ejemplo, y otras dos o tres hasta llegar a Mamoth Springs dentro del parque.
Finalmente la entrada del sur une Yellowstone con Gran Tetón National Park por la 89 y la entrada este va hacia Cody por la North Fork Shoshone Highway (carretera 14-16-20) por el Yellowstone Lake, pero ambas entradas sufren cierres en invierno hasta finales de mayo.

Entrada al parque: El coste de la entrada es $30 por automóvil con cuatro personas y es un pase por siete días. El pase individual para una persona es de 15 dólares y dura también siete días. Como está incluido en el Pase Anual del Servicio de Parques nosotros no tuvimos que pagar nada adicional.

La red de carreteras que recorre el parque tiene forma de ocho y cada círculo del ocho tiene unos 40 km aproximadamente. Todas las zonas del Parque están abiertas 24 horas al día los siete días de la semana durante julio y agosto, permaneciendo muchas de ellas cerradas en invierno y hasta finales de mayo. En su página web podéis encontrar más información, mapas del lugar y otros recorridos recomendados.


Alojamiento en Gardiner (Montana): Absaroka Lodge. Un hotel con bonitas vistas al río y a las montañas de Yellowstone. Limpio y cercano a la entrada del Parque. Es muy sencillo y el pueblo más aún. Este fue nuestro hotel para dormir los tres dias que estuvimos en la zona. Lo elegimos por su ubicación a la salida del pueblo pero junto al río, con una terraza espectacular. Dispone de parking en la propiedad aunque el hotel no es económico precisamente.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.