Indice Paises

martes, 14 de febrero de 2017

Canguros y pinturas rupestres en Grampians

Días 9 y 10 de enero

Canguro hembra con cría en el marsupio
Al bajar de ver las fabulosas Cascadas McKenzie y llegando ya a Halls Gap, donde nos alojábamos, tuvimos la oportunidad de ver por primera vez canguros en Australia. Los vimos en el campo de fútbol del pueblo, al atardecer. Había muchos y te permitían acercarte y darles de comer. Bajan todas las tardes porque es un entorno tranquilo, con hierba fresca y humanos que regalan golosinas. Luego veríamos más fauna en este Grampians National Park.

Halls Gap es el pueblo central dentro del Grampians National Park. Ubicado a 260 km al oeste de Melbourne, a 460 km al este de Adelaide y al norte de la Great Ocean Road, este parque de 168.000 hectáreas está rodeado de unas montañas de formas singulares que le dan nombre, las Grampians, y son un refugio de vida animal muy importante. Además de tener cascadas, vistas increíbles y formas geológicas importantes, es también un importante lugar sagrado para los aborígenes, contando en sus alrededores con pinturas aborígenes muy destacadas.

Todavía quedaban adornos navideños
Decidimos alojarnos en el corazón del parque, en este pequeño pueblo de Halls Gap, para poder disfrutar de este entorno natural después de haber recorrido la Great Ocean Road, desviándonos un poco al norte antes de seguir hacia Adelaide. En el motel donde estábamos, se acercaban los canguros y los ciervos a ramonear la hierba en los patios de las casas al atardecer. Fue agradable ponerse un jersey (después de tanto tiempo en manga corta) y tomar una cerveza y un bocadillo, mientras veíamos a los animales acercarse. Incluso vimos como jugaban a pelearse entre ellos, con los combates de boxeo y patadas que siempre habíamos pensado que eran parodias.


Los pequeños te dejaban acercarte buscando alguna golosina
Ramoneando yerba en el campo de fútbol
Los mayores se iban saltando en cuanto te acercabas
Bebiendo de la fuente en el patio del vecino
Los ciervos estaban un poco más lejos
Dentro del Parque Natural hay varias rutas para los que quieren hacer senderismo, que no fue nuestro caso, como el Grampians Peaks Trail de 36 Km para recorrer en 3 días con partida y regreso al pueblo.


Nosotros nos conformamos con hacer un par de visitas en coche. Lo primero, fue ver las cascadas McKenzie Falls al llegar. Están a unos 10 km del pueblo. No había mucho agua, pero aún así son espectaculares y, aunque estaba prohibido bañarse, la gente aprovechaba para darse un chapuzón bajo sus aguas. Juzgad vosotros mismos.


Al día siguiente antes de partir, nos acercamos a ver dos cascadas más, que nos desilusionaron un poco porque no tenían casi agua: Silverband Falls y Glen
Falls, al sur del pueblo.

Silverband Falls que como veis tenía muy poco agua
Por último, antes de marcharnos, entramos al Centro de visitas del parque, que es también el Centro Cultural Brambuk de los aborígenes de esta zona, para preguntar cómo llegar a alguna de las pinturas rupestres. "Brambuk" significa "cacatúa blanca" y es un lugar donde explican algunas de las particularidades de la cultura aborigen. En especial nos gustó la explicación sobre el origen de los hombres, creados por Bunjil y sus dos dingos, que también habíamos visto en el Museo de Melbourne. Si te interesa esta Historia de la creación, te la resumimos al final de esta entrada, tras el apartado de Datos Prácticos, porque es muy bonita e interesante.

Cacatúa blanca de moño amarillo
Y como en el centro de visitantes nos habían indicado cómo llegar a los lugares que queríamos ver, nos pusimos en camino. Los dibujos en piedra de esta zona, de los que solo se han investigado unos pocos, indican que los aborígenes ya poblaban estas tierras hace más de 40.000 años. Si, habéis leído bien, 40.000 años. El Parque guarda más del 80% de los restos de todo el territorio de Victoria, con más de 200 lugares catalogados, bien como garabatos en la roca, como manos pintadas, o como representaciones simbólicas.

El primer lugar que queríamos ver era, como no podía ser de otra manera, la Pintura de Bunjil, la única en toda Australia de este ser Creador. Está a unos 20 minutos en coche desde Halls Gap por la carretera de Pomonal hacia Stawell y luego avanzando por una carretera de tierra hasta una pequeña área habilitada como aparcamiento, desde la que hay que andar otros trescientos metros para poder disfrutar de esta increíble representación.

Roca de Bunjil
El abrigo de roca donde está dibujado el dios creador Bunjil con sus dos dingos, está hoy protegido por unas vallas para evitar daños a las pinturas como las que se produjeron en las décadas pasadas. Sorprendentemente, para ser uno de los sitios con más veneración de los aborígenes se encuentra en medio de la montaña sin vigilancia. La zona aledaña es hoy en día aún el hogar de las gentes aborígenes Djab Wurrung y Jardwadjali. Fijaros lo curioso de la pintura en la que parece que el dios se ha guarecido bajo la roca en cuclillas (porque el hueco es pequeño, la verdad). En cualquier caso, el paisaje alrededor, seco, granítico es muy bonito y desde ese mirador se puede contemplar las planicies de estas tierras llamadas Gariwerd.

Bunjil y sus ayudantes dingos
Con este buen comienzo, nos decidimos a ir a ver otro segundo grupo de pinturas ya camino de Adelaide, en el límite norte del Parque, el Abrigo rocoso de Njamadjidji. Pero tras recorrer casi diez kilómetros por una pista de tierra para la que realmente hubiésemos necesitado un 4x4, sobre lo que nadie nos había avisado, nos encontramos que el acceso a las piedras, un camino de un par de kilómetros, estaba prohibido por precaución debido a los últimos incendios que habían ocurrido en la zona y de los que aún se notaban los efectos en la vegetación quemada de alrededor. Mala suerte. Así que tuvimos que deshacer el camino (horrible) recorrido para tomar ya rumbo a Adelaide, capital de SouthWest Australia, y que fue nuestra siguiente etapa. Esperamos que nos acompañéis, pero antes no dejes de leer la Historia de la Creación según los aborígenes que está al final.

Datos prácticos:

Cambio actual: 1 AUD = 0,70 EUR

Hotel en Grampians: Halls Gap Motel. Amplio, cómodo y limpio. Tenía microondas y barbacoa de uso común y mesas en el jardín trasero, desde donde se pueden ver ciervos y canguros que bajan a comer la hierba de los patios traseros de las casas. Hay quien había visto aquí emus también, pero a nosotros ya nos hizo suficientemente felices ver a los canguros moverse a su antojo.

Entrada al Grampians National Park: gratuita. Más información del parque en la web de Parques de Australia  o en su propia web.

Entrada al Brambuk Cultural Centre: gratuita. El edificio tiene un techo ondulado que simboliza a la cacatúa con sus alas iniciando el vuelo. Más info en su web

Cómo llegar al abrigo de Bunjil
Sitios con importantes pinturas rupestres en la zona norte del Parque, a una hora de Halls Gap, los más importantes son Ngamadjiji, con pinturas esquemáticas de hombres blancos mientras que en el resto de zonas del parque se usaban pigmentos rojos; y Gulgur Manja, con pinturas de manos rojas de gente joven.
En el sur del Parque, a una hora de Halls Gap también, se encuentra Billimina, con más de 55 figuras estilizadas de seres humanos en actitud cazadora junto con pinturas de emus y canguros, y en donde se han encontrado también restos de comidas que ratifican la importancia del lugar como punto privilegiado para la caza. En los alrededores del camping de Buandik se encuentran las pinturas de Manja con impresiones de más de 90 manos en la roca.

Cómo llegar a Grampian National Park: por la carretera A8 desde Melbourne hasta Stawell y luego por la C216. Nosotros llegamos desde el sur, desde la Great Ocean Road por Hamilton y luego por la C216 (Grampians Tourist Road).

Historia de la creación según los aborígenes de Australia (según se indica en Brambuk Cultural Centre):
Todo empezó en el Tiempo antes del Tiempo, en el Tiempo de los Sueños.
El Gran Espíritu Ancestral, Bunjil, creó el mundo que vemos alrededor: las montañas, los lagos, los bosques y los ríos; las llanuras y los océanos; las plantas y los animales.
Cuando terminó de crear todo esto, lo que nosotros llamamos Gariwerd, Bunjil bajaba a ver su creación en forma de Werpil, el águila, miraba sobre los acantilados y las montañas y escuchaba el sonido del agua cayendo delicadamente en las gotas de lluvia o atronador en las cascadas. Miraba crecer a plantas y animales. A todos ellos, de los más pequeños a los más grandes.
Bunjil tenía un lugar especial en Gariwerd. Desde allí podía ver su creación. Allí es donde se le ha pintado con sus dos perros dingos para recordarle.
Bunjil, por último, eligió a dos hermanos Bram-Bram-Bult, hijos de Druk la Rana, para terminar su tarea. Su trabajo sería dar nombre a todos los animales y cosas, crear los lenguajes y darles leyes para regirse.
Tras esta elección, Bunjil terminó su tiempo en la Tierra y se retiró a las estrellas para ser otra estrella más, que nosotros conocemos como Altair, la estrella más brillante de la constelación del Águila. Allí permanece como protector del mundo natural, de su gente y de sus creaciones. Y mientras tanto, los hermanos Bram-Bram-Bult hicieron un gran trabajo, ordenando todas las cosas en la Tierra.

2 comentarios :

  1. Qué bueno... yo no tuve la oportunidad de ver tantos canguros, estarían cansados de tanto pelear o jugar.
    Hace años los aborígenes estaban muy marginados y muchos se dedicaban o se daban al alcohol ¿ha cambiado la situación? era un poco penoso, la colonización del hombre blanco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es verdad que no hemos hablado mucho de los aborígenes, Miguel. Nos ha parecido que no hay mucha interacción entre la población australiana "blanca" y los aborígenes. Algún autraliano de ascendencia anglosajona nos comentó lo que dices de que están bebiendo en los parques, pero la verdad es que nosotros lo que vimos es que todos los australianos pasaban el día bebiendo. Los aborígenes lo hacían en los parques y los no aborígenes en los bares. Eso también muestra diferente poder adquisitivo ¿no?.
      En la zona de Alice Springs, al ser un territorio sobre el que recuperaron la propiedad, ellos son los que gestionan todo, tanto el Parque Nacional, como los alojamientos y supermercados, aunque se veía poco personal de servicios con rasgos aborígenes.
      Quizá a ojos occidentales su forma de vivir y sus costumbres puedan parecer de menor nivel cultural, pero ¿no será simplemente que creemos que nuestra forma de vida es la única adecuada?
      Son los habitantes originales de esta tierra y hasta 1970 no se les reconocieron los mismos derechos que al resto de australianos. Impresionante.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.