Indice Paises

domingo, 30 de abril de 2017

El Cusco: la gran capital del Valle Sagrado de los Incas

Días 17 y 20 a 22 de marzo

Escudo de Cuzco
Y llegamos a la gran capital del dominio español en el sur de América, construida sobre la ciudad imperial de los incas: el Cusco, "la Roma de América ", parada obligatoria y recomendable para aclimatarse a la altura antes de dirigirse a Machu Picchu, al estar a 3.399 m.s.n.m.

Fue muy agradable pasear por las calles coloniales entre las que se adivinan aún restos de los enormes e impresionantes muros incas en los que las piedras están tan bien encajadas que no se puede pasar ni el filo de una hoja de papel. Lo veríamos también en las fortalezas de Ollantaytambo y de Machu Picchu pero esta primera vez superó nuestra expectativa.

Porque al llegar a Cuzco (o al Cusco, su nombre real) desde Arequipa, en un largo viaje nocturno, y tras dejar las cosas en el hotel que habíamos reservado cerca del centro, pudimos empezar a explorar la ciudad. Queríamos hacer una pequeña visual este primer día, para ubicarnos, porque realmente queríamos aclimatarnos para la subida a Machu Picchu y ya, a la vuelta, ver esta ciudad con más detalle. No es que Machu Picchu esté más alta, que no lo está, sino que al bajar un poco, luego te costará menos el esfuerzo físico que allí realices (incluso venden pequeñas botellas de oxígeno por si te encuentras mal). Además, es de donde parten todos los transportes hacia allí….

Primero nos acercamos a la gran Plaza de Armas, donde se ubican dos de los principales edificios de la ciudad, la Catedral y el Templo de la Compañía de Jesus, junto con nuestra primera parada, la oficina de información de iPeru, para tomar un mapa de la ciudad y conocer las recomendaciones de visita, especialmente conocer los medios de transporte a Ollantaytambo y los horarios de apertura de los sitios.


Tras tener esta información, aparte de sacar algunas fotos de la plaza y de la fuente dedicada al Inca que desafortunadamente estaban limpiando y no pudimos ver funcionando, nos dimos un pequeño paseo para comer en un pequeño restaurante local, ubicar el punto de salida de los autobuses para la mañana siguiente con sus horarios y costes, y hacer efectivo el billete de tren a Machu Picchu que habíamos reservado en la web de IncaRail, cuya oficina está también en la plaza mayor.


Para terminar de aprovechar el día, entramos a la Catedral-Museo. Dentro de la Catedral, que tiene un interior impresionante, se pueden ver algunas maravillosas esculturas, retablos, y pinturas de la escuela cusqueña principalmente. La Catedral es, en sí, tres espacios diferentes que se visitan de izquierda a derecha: el Templo de la Sagrada Familia, en cuyo frente se celebraban los juicios de la Inquisición; el Templo Principal con el Cristo de los Temblores, que es el patrón de la ciudad tras "protegerla" en algunos terremotos; y el Templo del Triunfo, ubicado donde estuvo en su día el Sutur Wasi, el Palacio del Inca Viracocha, y en cuya cripta se puede ver la tumba del escritor, historiador y poeta "Inca Garcilaso de la Vega", el creador de la obra "Comentarios reales de los incas", explicando las costumbres y la cultura Inca en 1609, y del que hemos visto copias de sus páginas en sitios tan distintos como la Casa de la Moneda De Santiago de Chile o en la Qoricancha, y que seguro que también habéis visto vosotros.


Ya a la vuelta de Machu Picchu, por la tarde unos días después, empezamos a ver la ciudad con más detalle. Primero, la calle peatonal junto al hotel para llegar a la enorme y porticada Plaza de Armas que nos recuerda, como bien nos indicó Nacho después, a la Plaza de Almagro o de cualquier pueblo manchego o extremeño. Y es que el Cusco fue conquistado por un gran famoso conquistador de Extremadura, Francisco de Pizarro y sus huestes, que eran en una gran parte personas de Extremadura y Castilla. No es de extrañar pues que estas nuevas ciudades que fundaban en el virreinato del Alto y Bajo Perú guarden ciertos paralelismos con esas que dejaron atrás.

Por la mañana nos dirigimos a ver uno de los esenciales en el Cusco: Qoricancha. Es este el templo del dios Sol, el Inti, de la mitología Inca. Sobre este templo fue construido el convento e Iglesia de Santo Domingo. Afortunadamente para nosotros, el convento conservó parte de la estructura original, con lo que hoy se pueden ver a la vez ambos templos.
Vista del Convento donde se aprecia el muro circular Inca

En tiempo de los incas, el templo tenía todos los muros recubiertos de oro aunque hoy ya solo se pueden ver los imponentes muros de la parte exterior con el paño abovedado en el que las piedras de color negro parecen estar cortadas con láser para encajar unas con otras y dar la impresión de ser invencibles.
Ventanas sismoresistentes y perfectamente alineadas

En el interior, se ven las diversas construcciones del templo, el templo del sol, el templo de la luna, unas representaciones de la cosmología Inca en el que se daba importancia a las zonas negras de la vía láctea, formando constelaciones o formas con ellas, en vez de con las estrellas, igual que hacían los pueblos Diaguitas del norte de Chile.

En el interior del convento se puede ver el hermoso claustro de estilo renacentista con cuadros de grandes dimensiones de la escuela cusqueña de pintura.

Continuamos el paseo para dirigirnos a otro punto imprescindible en una visita a esta ciudad, la calle Hatum Rumiyuq, que desde la Plaza de Armas se dirige hacia el Barrio de San Blas. Es una calle peatonal llena de tiendas de recuerdos y de artesanía, pero lo importante de la calle está en el muro, el inmenso muro Inca que recorre uno de los laterales de la calle, bajo el actual Palacio Arzobispal, y donde se encuentra un símbolo de la ciudad, la Piedra de los 12 ángulos.
Sí, son 12
Esta piedra es uno de los mejores ejemplos de la perfección que los incas llegaron a tener en la construcción de edificios, incluso después de haber resistido a los grandes terremotos que han azotado la ciudad, como el último de 1959 que destruyó una tercera de los edificios de la ciudad, pero no afectó a los muros incas. Sobre este muro se hacía una broma en la película Diarios de una motocicleta, comentando sobre “el muro de los incas y el de los incapaces”, que fueron los españoles y peruanos después que construyeron sobre él y cuyas construcciones se caían con los terremotos, resistiendo sólo la parte inca. También hay quien ve formas de animales en las piedras que forman el muro.
Aquí se supone que se ve la parte delantera de un puma


Por las calles había mucha animación, tanto de turistas como de personas vestidas con trajes tradicionales buscando que la gente les diera unos soles a cambio de una fotografía con ellos.


Seguimos recorriendo las calles del Cusco para encontrar pequeños patios con soportales o corralas y en los que se podían encontrar restaurantes caseros. En este paseo vimos también otras fachadas de edificios como la Iglesia de la Compañía en la Plaza de Armas, un hermoso edificio del barroco colonial, construida por los jesuitas sobre el palacio de la diosa serpiente.


 
Nuestro recorrido por el Cusco acaba aquí. Una ciudad que merece con creces el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad que recibió en 1983. Que nos ha gustado y en donde hemos estado muy a gusto.


Datos prácticos:

Cambio orientativo: 1 euro = 3,5 soles peruanos.

Transporte
De Arequipa al Cusco en autobús nocturno. Muy cansado dormir en el autobús pese a que teníamos un asiento cómodo (sillón cama). Salimos de Arequipa a las nueve de la noche y llegamos al Cusco a las seis de la mañana. Hay varias empresas que realizan este trayecto. Nosotros viajamos con Oltursa, la más cara, pero tenían asientos libres y teníamos buena referencia. Coste 102 soles.

Autobuses internos en Cusco. Funcionaban muy bien, pero no tienen información de recorridos en las paradas. Son como pequeños autobuses de diversas compañías que se solapan en sus recorridos. Cuestan 1,50 soles y se paga al entrar al conductor o una persona que va anunciando los destinos y tratando que la gente se suba a ese autobús y no a otro. Hay uno que va desde la calle junto a la Plaza de Armas hasta el Aeropuerto, y hay otro desde la Terminal de autobuses provinciales al centro.También hay un tranvía turístico.

De Cusco a Lima: no pudimos ir en autobús, como teníamos pensado, por el corte en la Panamericana debido a las inundaciones y huaicos, por lo que fuimos en avión con LCPeru por un coste de 85 dólares.

Alojamiento: Hotel Los Áticos B&B. Está muy bien localizado y el desayuno que ofrece es suficiente. Nos costó un poco encontrarlo y además tuvimos un problema al llegar a las siete de la mañana porque no nos encontraban, pese a que la habitación estaba reservada para toda la noche. Y avisados de que llegaríamos tarde, claro, que tal vez no entendieron que tarde serían las siete de la mañana. Nos podíamos haber ahorrado esa noche ciertamente si hubiéramos sabido que llegaríamos tan de mañana, pero agradecimos la ducha y el desayuno temprano. Volvimos a alojarnos aquí a la vuelta de Machu Picchu, esta vez sin malentendidos y con una habitación más grande.

Museos y edificios a visitar:
Qoricancha: la entrada cuesta 15 soles. Se puede visitar de lunes a sábado de 08:00 a 17:00h.

Catedral del Cusco: la entrada cuesta 25 soles. Se puede visitar de lunes a sábado de 08:00 a 17:00h.

Hay un boleto combinado para ver las diversas iglesias de la ciudad por un precio reducido. Se compra en la taquilla de la Catedral y merece la pena si se ven la Catedral, la Compañía, la Merced y San Blas, junto con la fortaleza. Son 70 soles

Además existe un Boleto Turístico Integral de Cusco, que incluye las principales zonas de visita del Valle Sagrado, exceptuando Machupicchu, y que cuesta 130 soles. Hay también boletos parciales por 70 soles para tres zonas. Algunos sitios no se pueden visitar sin este boleto (como el Museo Histórico Regional, que no pudimos ver). Más info en su página web

Sacsayhuaman, la fortaleza Inca que protege la ciudad. Aunque no fuimos, os dejamos los datos para vuestra visita: entrada 30 soles (si no se tiene el boleto turistico). Se puede ver desde las 07:00 hasta las 18:00h. Hay autobuses que suben desde el Colegio Garcilaso al Cristo Blanco por 1 sol. También se puede subir andando en media hora aproximadamente. Más info en la web

También se puede ir a Tambomachay y Puca Pucara, otros dos sitios incas. Hay quien va hasta el punto más lejano en autobús y luego va regresando a pié visitando los otros puntos, viendo de esta forma los tres sitios arqueológicos fuera de Cusco: Sacsayhuaman, Tambomacha y Puca Pucara. Ojo, son 8 ó 9 kilómetros.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.