Indice Paises

jueves, 10 de abril de 2014

Bahía dorada. Te Waikoropupu, Cabo Farewell y Wharariki Beach

Camino a Cabo Farewell
Camino a Cabo Farewell
Nos levantamos temprano y tras un desayuno continental (el eco resort sólo tiene comida vegetariana, con productos ecológicos y de comercio justo, en el que los productos lácteos sí se admiten), seguimos el consejo de la encantadora recepcionista y vamos a la Bahía dorada, con lluvia por el camino, pasando un puerto de montaña lleno de curvas, pero perfectamente peraltado. Hoy veremos el manantial de Te Waikoropupu, el cabo Farewell y la playa de Wharariki, donde nos han dicho que suele haber una colonia de focas.

Nuestra primera parada es en Te Wikoropupu springs, un lugar sagrado místico para los maoríes. Es el manantial de agua dulce más grande de Nueva Zelanda y durante muchos años ha sido el que más claridad tenía. Comprobamos que la visibilidad es perfecta. Nos dicen que el nivel de afloramiento de agua (14.000 litros por segundo) podría abastecer sin problemas a una ciudad grande. El agua entra en el manantial desde diferentes fuentes en el fondo de los estanques. Estamos casi solos, por lo que resulta un paseo muy agradable.
Te Wikoropupu
Te Wikoropupu
Seguimos hasta el cabo Farewell, el punto más al norte de la isla sur, por un camino pedestre dentro de un cercado de ovejas. Olas batiendo sobre el cabo. Cielo abierto que nos permite sentir el sol y disfrutar de las vistas.

Cabo Farewell
Cabo Farewell
Continuamos camino hasta el sendero pedestre que nos lleva a través de colinas llenas de ovejas y un pequeño bosquecillo, hasta llegar a la playa Wharariki con una importante extensión de dunas de suave arena que tenemos que cruzar para llegar a la línea de marea. Nada más llegar las vemos: focas jóvenes jugando en la orilla, nadando y saltando, disfrutando de los pequeños remansos de agua que se forman al bajar la marea. Es increíble poder verlas tan cerca, hasta el punto de que podríamos bañarnos con ellas, lástima que seamos unos frioleros y el día esté tan nublado y ventoso. Hacemos miles de fotos, sin poder dejar de mirarlas y contentos, volvemos al coche con sed y hambrientos. 
Focas en playa Wharariki
Focas en playa Wharariki
Focas en playa Wharariki
Focas en playa Wharariki
Allí nos espera una sorpresa más, ya que nos encontramos con dos preciosos pavos reales, azul y verde, que están tranquilamente sentados entre los coches. Cuando sacamos la comida del maletero, uno de ellos viene a ver si pilla algo. Es inevitable, le damos un poco de pan para agradecerle la atención y ¡casi se lleva un dedo del picotazo! Por algo dicen que no hay que dar de comer a la fauna ....

Pavo Real
Pavo Real
De aquí nos vamos a Nelson, donde cenaremos un rico pescado (¿lubina?) con lemongrass, riquísimo, acompañado de un Sauvignon Blanc de la zona realmente bueno.

Mañana tenemos que madrugar para ir a Picton y tomar el Ferry a Wellington, así que no nos entretenemos mucho y volvemos al hotel.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.