Indice Paises

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Playas paradisiacas de Tailandia

Días  20 a 24 de noviembre 


Imaginad aguas cristalinas con barcas de colores y formaciones kársticas que parecen flotar sobre el agua. Coloridos peces a tu alrededor en arrecifes muy cercanos a la costa que permiten, tanto el snorkel, como el buceo. Esas son algunas de las ventajas de las playas cercanas a Ao Nang, en las islas Phi Phi y en Chicken Island.

De nuevo tenemos una etapa de playa para tener tiempo de trabajar en el blog y en preparar las siguientes etapas en la India. Pero también para poder practicar una de nuestras aficiones favoritas de estos últimos años como buenos "Peixes Viajeros" que somos: bucear.


Tailandia ofrece unas zonas de playa y buceo fantásticas, las de Pucket, tristemente famosas por el Tsunami del 2004, las de las islas de Koh Tao y las de las Islas Phi Phi entre otras. Ha sido difícil decidir entre ellas y, finalmente, hemos optado por ir a Krabi para poder acercarnos a Phi Phi. Básicamente porque nos han cuadrado mejor los transportes para llegar desde Chiang Mai y volver a Bangkok, si no, probablemente habríamos ido a Koh Tao, que era nuestra idea inicial.


Así que, tras un vuelo de Chiang Mai a Bangkok y seguidamente otro vuelo a Krabi, en pocas horas aterrizamos y tomamos el autobús que nos llevó a las cercanas playas de Ao Nang donde habíamos reservado un hotel con piscina para evitar el calor del día, que resultó ser un acierto. El autobús para llegar al hotel y volver al aeropuerto tenía parada en la puerta y también la tenía el autobús local que, por un pequeño precio, nos bajaba hasta la misma playa.


La playa de Ao Nang, Phra Nang, es una playa de arena tostada, con un paseo marítimo repleto de puestos y tiendas junto a ella, incluso con hoteles y restaurantes que ofrecen masajes mirando a la playa, muy orientada a turistas. Por eso, los precios de estos hoteles y restaurantes son puramente europeos. Aún así, podéis pasear por la playa, tomar algo y ver el trasiego de barcas longtail, ancladas en la misma playa con sus cintas de colores en la proa, que os llevarán a las cercanas islas. No esperéis grandes paisajes, ni vida marina junto a la playa, porque tanto motor la ensucia bastante.


Vayamos por partes, primero buceo. El área de Ao Nang tiene varias zonas de buceo muy buenas, tanto alrededor de las Islas Phi Phi (donde fuimos nosotros) como de las islas cercanas que ellos llaman Local Islands (Poda, Tub, Chicken y Hong), como de las islas de Lading y Bamboo. Las referencias que teníamos eran de muy buena visibilidad y de ser uno de los lugares más baratos para bucear, hacer cursos de PADI (asociación de buceo internacional que exige unos conocimientos mínimos para estar certificados con ellos) o un bautismo de buceo. Era más barata Camboya para esto, pero el buceo en esta zona era uno de los hitos del viaje y preferimos esperar hasta llegar aquí.


Todas las opciones de inmersiones las explican en los diferentes centros de buceo de la zona. Nosotros optamos por ir con "The Dive", un PADI Centre autorizado, por los comentarios que vimos en Tripadvisor ya que no tenía ninguno malo y casi todos excelentes. Disfrutamos mucho. Fuimos en un viaje de día con dos inmersiones a las islas Phi Phi y entre uno y otro pasamos por delante de la famosa playa "Maya Beach" donde Leonardo DiCaprio rodó la película "The Beach". De hecho, la primera inmersión la hicimos en un punto llamado "The Corner" por estar en una esquina de esa bahía. Por lo que vimos, debieron de dar día libre a medio pueblo de Ao Nang cuando rodaron las escenas, porque la playa en cuestión estaba absolutamente llena de barcas y no se veía casi la arena ;-)).


El barco que llevamos para el buceo era amplio y durante todo el rato teníamos agua, café, refrescos, bebidas isotónicas (los sempiternos electrolitos) y comida. En el mismo barco había personas que sólo hacían snorkel, los que hacíamos 2 inmersiones y los que hacían 3 inmersiones. Cada Dive Master (el guía experto y responsable bajo el agua) tenía un máximo de 4 buceadores a su cargo, todos del mismo nivel (nosotros somos Open Water con poca experiencia aún), mientras que en el snorkel el grupo era más grande, pero manejable. Eran flexibles, por lo que si al terminar tus 2 inmersiones querías hacer la tercera, podías apuntarte pagando la diferencia. Nosotros sólo hicimos 2 y tuvieron el detalle de ofrecernos unirnos gratis al grupo de snorkel. No lo dudamos, y fue también muy divertido.


Los puntos de inmersión fueron "The Corner" en la isla Phi Phi Ley y en el arrecife oeste de la isla Bida Nok. Vimos muchos peces y corales. Incluso una tortuga, la primera que veíamos en alta mar. Mención especial merece Jogi, nuestro Dive Master, que estuvo en todo momento atento de los tres buceadores que estábamos a su cargo y de mostrarnos los lugares más bonitos y señalarnos los peces o corales más llamativos. Igualmente, como buen profesional, "safety first" nos repetía en la explicación previa a cada inmersión, en un momento en que uno de nosotros tuvo un problemilla, Jogi estuvo al pié del cañón salvando la situación. Eran aguas poco profundas, no bajamos a más de 16 metros (tampoco podemos bajar a más de 18 siendo open water) y la visibilidad era bastante buena. Habíamos dejado pasar los primeros días que estuvieron muy nublados e incluso con tormentas a medio día para poder tener más luz y que, en aguas tan cristalinas como estas, la visibilidad fuera óptima.

Si váis a Ao Nang y os apetece probar sus puntos de buceo, no dudéis en contactar con Jogi, nuestro Dive Master, para organizarlo. A continuación os dejamos algunas fotos de este día. Las submarinas, que veis a continuacion en la galeria, nos las ha cedido Jogi ya que nuestra cámara sólo aguanta 5 metros de profundidad.













Otro día hicimos una excursión a las islas locales, en concreto a Chicken Island para hacer snorkel. Para ir se compra el ticket en las taquillas junto a la playa y, con el ticket, te acercas a una de las longtail de la playa, que cuando tiene seis personas con el mismo destino, se dirige hacia la isla. Todos los que van en la barca tiene que estar de acuerdo en la hora de vuelta, ya que se hace en la misma barca. Nosotros nos fuimos a las once y nos recogía en la isla a las tres. El viaje dura entre treinta y cuarenta minutos. Se puede volver a las cuatro y os lo recomendamos, porque vimos que prácticamente todo el mundo se vuelve a las tres y las islas quedan vacías para vosotros una hora. ¿Tal vez los barqueros quieren volver pronto, no?.


La isla está unida con otras dos islas por una lengua de arena que queda cubierta con la marea alta pero que permite pasar entre ellas mojándote hasta un poco más de las rodillas.


En la playa un poco más alejada de esta lengua de tierra se puede hacer un bonito snorkel junto a los cercanos arrecifes de corales y esponjas que es lo que nosotros hicimos. Hay bastante coral en la entrada de la playa, así que un calzado que podáis usar en el agua viene bien. Aunque no os lo creáis, nos tuvimos que turnar quedándonos uno en la toalla porque los monos se acercaban de vez en cuando por la playa buscando mochilas en las que investigar la presencia de comida. ¡Así que, de uno en uno a snorkelear! Y a sacar fotos, que en esta profundidad si podemos nosotros.














Datos prácticos:


Vuelo desde Chiang Mai: la distancia es considerable, unos 1.500 km. Volamos con Thai Lion Air. Reservado con tiempo pueden ser 9€ el trayecto; lo llegamos a ver a ese precio, pero para cuando lo reservamos ya había subido (a 28€ el de Bangkok a Krabi). Te dan agua y unas galletitas. Te permiten 15kg en bodega sin cargo adicional, mientras que otras como Air Asia sólo te permiten 7kg por lo que, aunque alguna vez tengan una oferta de vuelo barato, al final pagas por facturar y te sale más caro. Llevamos poco equipaje, pero 7kg para una vuelta al mundo se nos queda corto.

Autobús del aeropuerto a Ao Nang: cuesta 150 bath (3,92€). Es un autobús blanco que se identifica bien porque lleva escrito el recorrido en letras azules y que estará estacionado a la izquierda de la salida de la terminal del aeropuerto. Los tickets se compran en la tienda que está justo enfrente de la puerta de llegada del aeropuerto (dentro de la terminal, no hace falta llegar a salir). Es un coste fijo a Ao Nang y a las otras paradas intermedias como Krabi. También se pueden comprar los tickets para las islas o Railay, en cuyo caso, se hace transbordo en Krabi. Al entrar, el conductor deja las maletas en el espacio junto a él y las personas se sientan en los asientos del fondo. Os dejará en el hotel que hayáis dicho al comprar los tickets.

Autobús de Ao Nang al aeropuerto de Krabi: 150 bath (3,92€) con recogida en vuestro hotel. Desde Ao Nang tarda 1h30m aproximadamente. Se puede reservar en los hoteles o en las diferentes agencias que veréis por Ao Nang. El precio es fijo.

Autobuses locales: casi los podríamos llamar taxis compartidos porque son realmente shongtaews, coches tipo furgoneta con la parte de atrás del conductor abierta con dos hileras de asientos. Son blancos y parecidos a los que vimos en Chiang Mai y del que pusimos una foto. El coste de nuestro hotel a la playa de Ao Nang no lo llegamos a saber realmente porque, según el hotel, era 40 baht por persona pero pagamos también 30 y las últimas veces directamente les dábamos 20 bath, lo cogían y nos daban las gracias. Así que, entre 20 y 40 bath como máximo.

Hotel: Aonang Puthawan Resort. Nos recordó al hotel Sok Sabay de Sihanoukville, en Camboya, aunque no tenía restaurante. Tranquilo. Con una piscina muy agradable, que utilizamos a diario, incluso cuando llovía. Teníamos un Makro cerca y un puesto de comidas justo enfrente, que nos venía muy bien por la noche. Un poco alejado, eso sí, aunque a nosotros no nos importaba.

Dónde comer en Ao Nang: hay muchos restaurantes a lo largo del paseo martítimo. A nosotros nos gustaba comer en los puestos que se ponían al final del paseo, ya fuera del área más concurrida. Platos sabrosos recién cocinados a precios imbatibles en la zona.

Excursión a las islas: 300 baht (7,84€) por persona, ida y vuelta. También hay que pagar 400 bath (10,45€) por entrar en el parque natural que forman estas islas (lo cobra un vigilante al llegar). A lo largo del camino de la playa, en vuestro hotel y en prácticamente cualquier lugar os ofrecerán paquetes turísticos para recorrer varias islas con día completo o medio día. Algunas con comida incluida o barbacoa. Nosotros fuimos directamente a las oficinas de tickets de long tail que están junto a la playa de Ao Nang. Los precios de los recorridos, ida y vuelta, a cada isla están marcados en los paneles junto a las ventanillas. Se va y se vuelve en la misma barca y con el mismo barquero. También se pueden reservar las excursiones de varias islas aquí. Te llevas un sándwich, fruta y agua y listo.



Equipo de snorkel: si no lo lleváis, lo podéis comprar en las tiendas que hay en el paseo marítimo y alrededores (250 - 450 bath). Nosotros optamos por alquilarlo en un puesto que hay en las escaleras de bajada a la playa. Son 50 bath (1,31€) gafas y tubo, todo el día. Sin fianza, ni papeleos. Lo desinfectamos con el gel antiséptico que solemos llevar a mano.

Buceo: 2 inmersiones 3.500 bath (91,42€); 3 inmersiones son 4.400 bath (114,93€). Alquiler de equipo completo 300 bath: traje corto (shorty) porque las aguas son cálidas a 29 grados, botellas de oxígeno, chaleco, plomos, reguladores, gafas y aletas. Te recogen en el hotel, te llevan al embarcadero para, en quince minutos de longtail, llevarte al barco grande y luego dos horas de navegación al primer punto de buceo. Después, una hora de inmersión, otra hora y media para descansar y comer mientras el barco va al segundo punto, otra hora de buceo, media hora para ir al tercer punto y de nuevo otra hora de buceo/snorkel/siesta antes de volver navegando un par de horas a puerto. A la vuelta, también te dejan en tu hotel o en cualquier punto de Ao Nang que esté en la ruta.

Seguro de accidentes por 1 día: 200 bath (5,22€). Siempre hay que estar asegurado cuando buceas o practicas deportes de riesgo. Cuando contratamos nuestro seguro de viaje no añadimos la opción de deportes de riesgo porque la cobertura para un año nos hubiera salido más cara que estos seguros puntuales.

¿Te vas de viaje? Te recomendamos contratar un seguro que te cubra las posibles incidencias, tanto de salud, como cancelaciones y fíjate en que incluya repatriación y que te cubra todos los países que vayas a visitar. Esperamos que no lo uses, pero más vale ir preparado. Si lo contratas con IATI a través del siguiente enlace, te harán un 5% de descuento y a nosotros nos darán una pequeña comisión ;-)

IATI Seguros con 5% de descuento



13 comentarios :

  1. Preciosa experiencia, las fotos submarinas son una pasada!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alicia. La verdad es que estuvimos muy tranquilos y nos lo pasamos pipa con los pececitos!
      Besos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Pues ya sabes, María. En Tailandia puedes escoger entre ciudades, montaña y playa. O tenerlo todo. Y resulta muy barato.
      Besos

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Aún hace buen tiempo, María José. ¿Navidades en la playa?
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Preciosas las fotos y una envidia terrible para los que nos gusta la playa y el calor, ahora además qie aquí ha empezado el frio y las lluvias... ahora no puedo creerme que os hayáis comprado un gorro típico en Vietnam. No seréis el de la mochila de la foto del autobús blanco... jajaja. Así haríais juego con el q compre yo y tengo en casa jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te decimos lo mismo que a Mª José, Antonio. Aún estás a tiempo. El de la mochila no somos nosotros, pero hay que reconocer que se parece ;-)

      Eliminar
  5. Me encanta lo del buceo y las fotos son preciosas, realmente un viaje a tener en cuenta.... muchos besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosi. Solo con el snorkel ya se ven multitud de piececitos y de corales. No hace falta bucear para disfrutar de estas aguas. O sea que anímate!!

      Besos muy fuertes

      Eliminar
  6. Nos habéis dado mucha envidia con las inmersiones. Qué bonito. Un abrazo. Hemos estado fuera una semana y nos estamos poniendo al día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperamos que hayáis disfrutado de esas merecidas vacaciones ¿en la nieve?
      Un abrazo

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.