Indice Paises

Cataratas del Niágara. Las cataratas más caudalosas del mundo

Días 14 y 15 de mayo 

Niagara Falls with double rainbow

Millones de litros por segundo caen por las Cataratas del Niagara desde el lago Eire al Ontario. Un volumen de agua incomparable e imposible de igualar para cualquier otro río en el mundo. Un espectáculo increíble. El cierre a nuestro viaje alrededor del mundo que comenzó en las Cataratas más altas del mundo en Zambia, las Victoria Falls.

Aquí, en la orilla de Canadá, o en la de Estados Unidos enfrente, esta maravilla natural se convierte también en un negocio muy lucrativo, casi como un parque de atracciones.


En la entrada anterior os contamos cómo habíamos pasado por la cercana Niagara-on-the-Lake, antes de llegar a Niagara Falls ya entrada la tarde. Este pueblo canadiense junto a las cataratas es prácticamente un parque de atracciones y casinos creado para que los turistas de todas las partes del mundo que viene a ver las Cataratas dejen su dinero. Un horror de pueblo, la verdad. No faltan los restaurantes, las tiendas de regalos, las atracciones circenses (es sede permanente de un Circo del Sol), los lugares con todo tipo de juegos, electrónicos y tradicionales. Vamos, lo que viene a ser un Parque de Atracciones, pero a nivel de una ciudad completa, como si pretendiera ser un mini Las Vegas.. Y todo ello dominado por la Torre Skylon, que es otro restaurante más, con vistas excepcionales claro.

Torre Skylon
Y todo ello, junto al magnífico espectáculo natural que son las Cataratas del Niágara, que además se pueden ver cómodamente desde un paseo lleno de flores. Durante el día están llenas de turistas que vienen a cientos en autocares, bien desde Canadá o desde EE.UU.  cruzando el puente del Arco Iris, una de las fronteras que tramitan más pases de día del mundo, para la que necesitaréis la documentación habitual. Estas cataratas (y su entorno) no son tan espectaculares como las Victoria o las de Iguazú, pero no dejan de ser magníficas y la visita merece la pena.

Izquierda: American Falls y la pequeña Bridal Veil; Derecha: Horseshoe Falls

Por la noche, en cambio, con mucha menos gente, el espectáculo es diferente. Las Cataratas se iluminan con luces de colores que van cambiando con el paso de los minutos: rojo, azul, blanco, verde... Nos gustó más de día, la verdad.


Realmente, se ven mejor tanto de noche como de día desde el lado canadiense, con la ciudad estadounidense de Buffalo tras ellas. Las Cataratas tienen dos saltos principales, uno muy frontal, American Falls y otro, Horseshoe Falls, con la forma característica en “U” o herradura, mucho más espectacular y al que pudimos acercarnos prácticamente hasta rozar el agua. También está Bridal Veil Falls, un estrecho salto junto a la cascada americana.


Cuando llegamos estaba muy nublado, aún chispeaba, pero al cabo de un rato elcielo empezó a abrir y tuvimos la suerte de poder ver el arco iris que parece nacer de sus aguas. Aviso para navegantes: en el lado canadiense disfrutas del arco iris por la tarde, mientras que por la mañana se puede ver desde EE.UU.


Nosotros nos conformamos con ver las cataratas desde el paseo, pero una de las atracciones turísticas es viajar en uno de los dos barcos que se acercan hasta su base, empapándose en el agua vaporizada que cae desde las alturas. Recordad: si el barco es rojo, es canadiense, si es azul es estadounidense. “Rojo, bueno. Azul, malo” es lo que decían los soldados canadienses en la guerra con los Estados Unidos. Cada país tiene su barco y se van alternando para situarse bajo la catarata. Hornblower, es el barco canadiense, que hereda en parte el nombre del término Niagara (trueno de agua), que era como los  iroqueses llamaban a la catarata. El barco de EE.UU. es el “Maid of the Mist

Embarcadero del Hornblower desde el mirador
Aprovechando que el día 15 amaneció con un sol espectacular, por lo que dimos un último paseo despidiéndonos de las Cataratas.


También nos dirigimos de nuevo a ver el AeroCar de Torres-Quevedo. Esta vez sí estaba funcionando sobre el río Niagara, transportando pasajeros, casi como si fuera volando.


Además, en una de las tiendas de recuerdos cercana pudimos leer la historia de las esculturas de piedra de los indígenas Inuit denominadas “Inushuk”, “a imagen del hombre”.  Originalmente los Inuit construían estas imágenes para actuar como guías en sus viajes, como indicadores del camino y no perderse. Un Inushuk sobre tierra con dos brazos significa que “hay un valle y, al final del valle, puedes ir en dos direcciones”. Si al final de uno de los brazos tiene una piedra encima, esa es la dirección para ir al hogar. Normalmente son grandes. Habíamos visto algunos en el camino desde Montreal. Y por su tamaño y el peso de las piedras exigen el trabajo conjunto de la comunidad por lo que también servían como elemento de cohesión de las poblaciones indígenas. Es, por tanto, un símbolo de que “juntos hacemos cosas grandes que separados no podemos”. Una gran lección de valores de solidaridad.


Y tras despedirnos del río Niagara, seguimos camino para ir hacia Ottawa, la capital administrativa de Canadá. Pero eso os lo contaremos en la siguiente entrada de este blog.

Os esperamos de nuevo.


Datos prácticos:

Cambio orientativo: 1 dólar canadiense = 0,67 euros. El uso de tarjeta está ampliamente extendido.

Transporte: para llegar usamos un coche de alquiler, pero se puede llegar a Toronto y desde ahí tomar un autobús (Greyhound y Megabus tienen salidas frecuentes), o tomar un tren desde Toronto hasta Burlington y de allí a Niagara Falls en bus (quizá en fin de semana haya tren directo). Una vez allí están los autobuses locales Wego bus. También se puede volar a Buffalo en EE.UU. y cruzar la frontera.

Otra opción son los autobuses de los casinos: el coste puede ir de $5 a $25, ida y vuelta. Una fórmula es hacerse la tarjeta de miembro del casino por $25, de los que te $20, costándote al final el viaje sólo $5.

Wego bus transport: autobús que desde Niagara Falls se acerca a las atracciones cercanas principales (AeroCar, Funpark, etc...) y permite moverse dentro de Niagara Falls. Su coste es de $6,64 CAD (+impuestos) al día para mayores de 13 años. Más información en Niagaraparks.com

Skylon Tower: tiene un mirador y un restaurante. Se puede subir hasta la plataforma de observación a 232 metros de altura.

Journey Behind the Falls: Para ver más de cerca el agua cayendo. La entrada está cerca de la catarata Horseshoe Fall, en el lado canadiense. Es un mirador al que se llega descendiendo unos 45 metros.

Entrada al Barco Canadiense “Hornblower”: $25,95 CAD. Más info en su web.

Entrada al Barco Estadounidense “Maid of the mist”: $18,25 + $1,25 del ascensor para llegar al embarcadero. Se puede comprar por Internet en su web.

Entrada al Aero Car: cuesta $14,55 CAD (+impuestos) para adultos desde los 13 años y $9,45 CAD (+impuestos) para los niños de 6 a 12 años. El trayecto es de ida y vuelta, durando unos quince minutos en total. Más información en su web.

Alojamiento en Niagara Falls (Ontario): Fairway Inn. Funcional y barato. Algo antiguo, pero limpio. Cerca de las cataratas (andando unos 15 minutos). Está bien para un par de noches mientras se ven los alrededores y las cataratas. No dispone de televisión y la wifi es escasa.

Otros datos útiles de Canadá en general: electricidad, agua, vacunas ....

Unidades de medida:

1 kilómetro = 0,62 millas  /  1 milla = 1,61 kilómetros
1 litro = 0,26 galones  /  1 galón = 3,79 litros
1 kilogramo = 2,2 libras  /  1 libra = 0,45 kilogramos
1 onza = 25 gramos

Os podéis bajar una app para hacer cálculos rápidamente





2 comentarios :

  1. Maravillosas fotos... y curioso lo que contáis de la ciudad. Besos Peixes

    ResponderEliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.