Indice Paises

Una visita a la Abadía de Caunes-Minervois

Abadía de Caunes-Minervois, Caunes-Minervois Abbey

La abadía benedictina de Caunes- Minervois estuvo también dentro del dominio del condado de Barcelona y de la familia Trencavel, igual que Carcassonne y muchos de los lugares históricos de esta zona del País de Aude. Fundada a finales del siglo VIII, resultó ser otro agradable lugar del País Cátaro en nuestro camino hacia Narbona.

Llegamos al pequeño pueblo de Caunes- Minervois, al pie de las montañas negras, a media mañana. Un lugar tranquilo, de casas de piedra y calles estrechas, con el río a un lado y rodeado de viñedos. Esta abadía es conocida por la calidad de su mármol, el afamado mármol rojo de Caunes, que adorna algunos de los monumentos más importantes de Europa, como el Palacio de Versalles. También su cabecera, de inicios del románico, le hacen merecedora de fama. De hecho, es la más antigua del Langedoc.


Detalle del testero o cabecera de la Abadía de Caunes-Minervois

Pudimos visitar la abadía con tranquilidad, ya que éramos los únicos que la recorrían esa mañana. Se trata de un conjunto de edificios de diferentes épocas de construcción, debido a que la abadía ha pasado por diferentes avatares a lo largo de los siglos, llegando a estar incluso en un estado de semi-abandono en el siglo XVII y siendo privatizada durante la Revolución, a excepción de la iglesia, que se mantuvo como parroquia del pueblo. En el siglo XX se acometió la restauración y puesta en valor de los restos arqueológicos que en ella se encontraron, como la cripta, que presenta restos de la primitiva iglesia carolingia. No hace muchos años, se restauró la antigua galería de guijarros de piedra que hay debajo del actual claustro y que no es otra cosa que el claustro medieval, ahora visitable.

Claustro medieval

Como nota curiosa, la visita a la abadía incluía una exposición de cómic. La mayoría eran viñetas de autores que no conocemos, pero algunas sí nos sonaban y no dejaba de ser chocante poder disfrutar de esta exposición en el entorno de la Abadía.

Aunque había carteles que parecían indicar lo contrario, no encontramos dónde tomar el aperitivo en los alrededores de la Abadía (esto es difícil que pase en España), así que nos dirigimos hacia Narbona, donde llegaríamos a la hora de la comida.


En las cercanías del pueblo, a cuatro kilómetros, hicimos una parada para visitar los restos de las antiguas Canteras del Rey de donde se extraían los mármoles rojos ya desde tiempos de los romanos. La visita es libre, por un sendero en la montaña con paneles explicativos. No es que se vea mucho pero el paisaje era muy bonito y se podían aún ver restos de las canalizaciones.

Restos de acueducto en la montaña

Entorno de las Canteras del Rey

Si quieres estar al día de nuestras andanzas viajeras, suscríbete dejándonos tu correo o ¡síguenos en InstagramTwitterPinterest y Facebook!


Datos prácticos Abadía Caudes-Minervois:


Visita a la Abadía de de Caunes- Minervois: 6€. Está incluida entre los sitios del País Cátaro, por lo que si se ha comprado el pasaporte, te descuentan 1€ del precio de la entrada.

Cómo llegar: el pueblo de Caunes se encuentra a unos 30 minutos de Carcassonne, en la carretera D620 y a 1 hora de Narbona, por la D11, la D607 o la autopista A61 (puede haber peajes). Se puede llegar en autobús desde Carcassonne, con varias salidas a lo largo del día. También se puede llegar en autobús desde Narbona, pero en este caso, el trayecto lleva cerca de 3 horas. Otra opción desde Narbona sería ir en tren a Carcassonne y luego tomar el autobús a Caunes-Minervois.

Sitio web de la Abadía con información práctica: en este enlace.

Canteras del Rey: las canteras son visitables y gratuitas. Hay zona de aparcamiento libre.

Alojamiento: esa noche dormimos en Nimes. Appart'hôtel Odalys Le Cheval Blanc. Enfrente de las Arenas de Nimes, con aparcamiento cerca. Resultó ser un lugar agradable, que nos permitió estar a un paso de los puntos de interés de la ciudad. Volveríamos.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.