Indice Paises

miércoles, 19 de julio de 2017

Monte Rushmore: la idea de un niño convertida en símbolo de la nación americana

Día 21 de abril 


Pese a las nubes, que le daban un color grisáceo, la visión de las caras de los cuatro presidentes más famosos de Estados Unidos infunde un sentimiento de admiración. Es una obra de ingeniería impresionante realizar una escultura de estas proporciones. La idea de un niño convertida en símbolo de la nación.

El Monumento Nacional de Monte Rushmore está incluido en la lista de sitios bajo la protección de los Parques Nacionales. Situado en Dakota del Sur, en Keystone, en el medio oeste americano, en la zona protegida denominada Black Hills, y que es también una zona sagrada para los indios.

Keystone parece un parque temático
Habíamos dormido en el cercano pueblo de Custer y, una vez dejamos el coche, pasamos por el arco de entrada que delimita la bienvenida al Monumento. Justo a la derecha, entramos al Centro de Visitantes para que nos informaran sobre las posibilidades de la visita y, de paso, poner el sello del lugar en nuestro libro de sellos.


Así que, con las indicaciones, continuamos por el gran paseo de granito para pasar bajo el arco de banderas de todos y cada uno de los Estados de USA. Una vez llegamos al final, en la terraza principal pudimos tomar unas fotos frente al Monumento. Es un punto muy frecuentado por los turistas para tomar esa misma imagen que inmortaliza el momento. Y desde ahí están las escaleras o los ascensores para bajar a las plantas inferiores donde se ubica el museo con la explicación del proceso de construcción. También explica los cambios en la disposición de las figuras, debido a la calidad de la roca, una vez empezada la talla. Porque en este monumento casi nada salió de acuerdo a los planes originales.

Aún quedan piedras de las voladuras en la base del monumento

Aquí aprendimos que el 90% del monumento fue realizado con dinamita para volar enormes trozos de granito y, poco a poco, ir descubriendo las figuras de los cuatro presidentes. Esto nos llamó mucho la atención, ya que pensábamos que había sido tallado en su integridad con algún método menos “masivo”. El modo de realizar con precisión dichas figuras se hizo usando modelos a escala que se traspasaban a la montaña mediante un ingenioso sistema de puntero desde la cabeza de cada figura, multiplicando por 12 cada medición respecto al modelo. También nos llamó la atención la forma en que el escultor logró dar vida a los ojos de las esculturas, mediante la creación de cuencas cóncavas con un saliente de piedra que hace las veces de iris. Así, las sombras son las encargadas de hacernos ver esa mirada.


A través de un camino que parte del centro del museo y regresa a él, nos pudimos acercar un poco más para ver las figuras, pero no mucho más cerca, no creáis. Al parecer, antes sí se podía subir a un mirador casi a la altura de las caras, pero hace tiempo que se cerró ese camino por cuestiones de “seguridad”. Detrás de la cabeza de Lincoln hay una pequeña cámara, denominada Sala de Actas o Hall of Records, donde se guardan paneles de porcelana con textos históricos grabados en ellos.

Los cuatro presidentes simbolizan cuatro momentos clave de la historia de la creación de esta nación. De izquierda a derecha:

Washington, como el padre de la patria en su independencia de Inglaterra.


Jefferson, como el creador de la Declaración de Independencia.



Theodore Roosevelt, como el presidente que acabó con la guerra ruso-japonesa, con la que ganó el Premio Nobel de La Paz de 1906 (obviando, claro está, otras acciones de guerra que había comandado y no eran en son de paz) y como el impulsor de la creación del Canal de Panamá.



Y Lincoln, como el gran abolicionista y ganador de la Guerra de Secesión.


El recorrido es de poco más de un kilómetro, y lo hicimos en una media hora bajo un frío importante, pero afortunadamente sin lluvia.

El monumento lo realizó el escultor Gutzon Borglum entre los años 1927 y 1941, después de que un joven ganara un premio escolar con la idea de tallar grandes personajes célebres del oeste americano como Buffalo Bill, los exploradores Louis y Clarke, o Toro Sentado, entre otros. Finalmente se decidió esculpir a los presidentes. Con la ayuda de más de 400 trabajadores de diferentes campos y de influyentes políticos como Franklin D. Roosevelt, el escultor realizó lo que es hoy uno de los símbolos de EEUU. Borglum no pudo ver su obra terminada, ya que falleció poco antes de ello, por lo que su hijo asumió años después su finalización, completándose el monumento en 1991.


En el diseño original se pensaba realizar las esculturas de cuerpo entero. Si lo hubieran hecho, tendrían una altura de unos 140 metros. Pero tras iniciar las voladuras, la roca disponible iban reduciéndose, así como el presupuesto, y se tuvieron que conformar con las cabezas. El orden tampoco es el original, porque al lado izquierdo de la imagen de Washington se puede ver cómo se borró la imagen de la cara de Lincoln, que por problemas con el tipo de roca, no quedaba bien y tuvo que ser cambiada de sitio.


En esta zona del Parque, que no deja de ser bosque, hay también muchos animales, y así en el camino pudimos ver dos interesantes muestras de la fauna de esta zona de las Black Hills: las ardillas listadas y las cabras del Monte Rushmore. Son como cabras de cuento, tan blancas y con los cuernos tan rectos, ¿verdad?

 

Quizá os preguntéis qué piensan los indios nativos americanos sobre este monumento a 4 presidentes en sus montañas sagradas. Nosotros no lo sabemos, pero la respuesta puede estar no muy lejos de allí, en el Crazy Horse Memorial, el proyecto escultórico de gigantescas proporciones que se está realizando en otra de las montañas de la zona, entre City Hill y Custer. A día de hoy, se ha tallado la cara de Caballo Loco, el jefe Lakota elegido como símbolo, y están centrando esfuerzos en el brazo y mano izquierdos. Dentro de unos años será un contrapunto curioso.

Y tras la visita de dos horas por este lugar tan fotográfico, seguimos ruta hacia nuestro segundo hito del día, la no menos peliculera "Torre del Diablo" de Encuentros en la Tercera Fase. Pero eso os lo contaremos en la siguiente entrada.

No seáis tímidos y dejadnos comentarios👍💬

Datos prácticos:

Cambio orientativo: 1 dólar = 0,9 euros. El uso de tarjeta está ampliamente extendido, aunque es muy frecuente que las tarjetas con Chip y Pin no se acepten si no tienen banda magnética.

Alojamiento en Buffalo (Wyoming): Buffalo Inn, Este fue nuestro hotel para dormir tras pasar el día en Devil's Tower y Mount Rushmore. Buen desayuno. Típico hotel de paso, sencillo y el pueblo más aún, pero conveniente para poder emprender camino hacia la entrada norte de Yellowstone, en Montana, al día siguiente.

Transporte al Monte Rushmore: desde el pueblo de Custer está a unas 20 millas de la entrada al Centro de Visitantes por la 385 y luego la 244. Es un sitio conveniente por su cercanía para poder acercarse a la hora del amanecer, cuando los rayos de sol inciden y le dan un tono muy atractivo. Pero como estaba nublado, nos quedamos con las ganas de ver este efecto.
El pueblo de Rapid City tampoco se encuentra lejos y es una ciudad más grande, con más servicios, desde donde se puede llegar por la 16 y luego la 244.

Entrada al Monte Rushmore: la entrada para ver el monumento es gratuita. Si dejas el coche en el parking del monumento, se pagan 10$. Si encuentras sitio en alguno de los escasos aparcamientos del exterior antes de entrar, es gratis. Más información en su web 

Entrada al Crazy Horse Memorial: $11 por persona si se va en coche, habiendo una oferta de $28 para 3 o más personas. Si se entra en moto, bici o andando, se pagan $5. La recaudación se utiliza para terminar el monumento, ya que no reciben fondos federales.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.