Indice Paises

miércoles, 31 de agosto de 2016

¿Una biblioteca con más de 81.000 tablillas budistas? Está en Haein-sa

Día 29 de agosto  

Miles de tablillas de madera con caracteres tipográficos en relieve para poder reproducir de modo masivo, aún hoy después de casi ocho siglos, los conocimientos recopilados de las enseñanzas budistas. La Tripitaka coreana. Este es el tesoro que guarda Haein-sa, un templo en las montañas sagradas del Parque Nacional de Gayasan en Korea.

Para ir desde Daegu hay que tomar el autobús desde la estación Seobu de autobuses que está junto a la estación Seondong de metro. El trayecto cuesta 7.100 won por trayecto y dura una hora y media a través de autopistas y carreteras por los enormes valles planos de Corea que contrastan con las grandes montanas que los delimitan. Al ser un autobús intercity, realiza varias paradas en pueblos intermedios como Goryeong y otros que no recordamos, donde se suben personas de la zona en animada conversación. Antes de llegar al templo, en la entrada del Parque Natural donde está el templo, el autobús se para y los vigilantes se suben a vender las entradas del parque y templo.

El autobús te deja en un aparcamiento desde el que hay que andar un poco menos de 2 kms. por una empinada cuesta hasta las puertas del templo que, al principio, esta jalonado de puestecitos de comida y especias, pero pronto solo es un camino en el bosque muy buen acondicionado. O mejor dicho, lleva hasta las puertas del recinto que alberga los templos y dependencias donde viven los monjes y en el que además se puede dormir una noche con ellos por un módico precio para comprender mejor el espíritu budista. El templo fue fundado en el año 802. Se accede a través del portal Iljumun, considerada una obra representativa de la arquitectura antigua coreana. Después llegamos a la segunda puerta, con sus reyes guardianes de los que os hablamos el otro día, en este caso pintados y después viene la puerta de acceso al recinto.

Iljummun
Iljummun
Dioses guardianes
Dioses guardianaes
Explanada del templo
Campana
Templo
Guardianes
Interior de un Templo
El entorno es muy bonito
El templo guarda un tesoro Patrimonio de la Humanidad desde 1995: la Tripitaka coreana, una colección de más de 8.000 tablillas de madera y barro con las enseñanzas budistas recopiladas entre el año 1237 y 1249. Las dimensiones de las tablas de impresión hechas en madera son: 68 cm de ancho, 2,5 cm de largo y 3 cm de grosor. No se pueden ver muy de cerca porque las guardan en tres edificios construidos para su protección y que también son parte del tesoro protegido por la Unesco.
 Aparte de este tesoro, el templo en sí mismo es un ejemplo de la construcción del periodo Shila y fue inscrito en 1985 como Patrimonio de la Humanidad.

Salas donde se intuyen las tablillas
Edificios de la Tripitaka
Armarios llenos de tablillas
Foto de un cartel donde se ven bien ;-)

Como curiosidad, en la explanada central del templo veréis un laberinto en el suelo, dibujado con losas. Es el Haeindo. Parece ser, que si recorres el laberinto con las manos juntas sobre el pecho y recitando con devoción el poema budista Beopseongge, se lograrán buenas acciones en la vida y se olvidarán las malas. Recorrimos el laberinto, aunque no recitamos este poema del que era la primera vez que oíamos hablar.


Ya de vuelta en Daegu, aprovechando el buen tiempo después del día anterior con lluvia, nos dimos una vuelta por la ciudad, paseando por el centro y visitando el Parque Gyeongsam Gamyeon que, aunque está hecho un poco como propaganda del gobernante, es un sitio agradable.

Gyeongsam Gamyeon Park
Gyeongsam Gamyeon Park


Datos prácticos: 

Bus de Busan a Daegu: 9.700 wong (7,80€)

Autobús de Daegu a Haeinsa: 7.100 wong (5,71€)

Ticket de metro en Daegu: 1.200 wong (0,96€) cada ticket individual


Noche en el templo: alrededor de 20.000 wong (16,07€)

Goodstay New Grand Hotel: en la estación de Daegu. Limpio, aunque necesita actualizarse.


5 comentarios :

  1. Un entorno maravilloso, un templo precioso... Y qué maravilla de tablillas. No disfrutasteis de cantos monásticos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pili,
      Durante la ceremonia había momentos en los que cantaban o simplemente se escuchaba la música. En ese entorno y con tan poca gente, resultaba agradable.
      Besos.

      Eliminar
  2. Un entorno maravilloso, un templo precioso... Y qué maravilla de tablillas. No disfrutasteis de cantos monásticos?

    ResponderEliminar
  3. Hola Juan Luis, veo que os estáis ilustrando... ya mandarás las tablillas para hacer las traducciones simultáneas. Espero que estéis disfrutando de este maravilloso viaje. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja,. bueno, Feliciano, pese a estar en medio de la montaña y ser un templo de paredes de adobe, la verdad es qiue el recinto parece impenetrable por la cantidad de monjes que parece que van a aparecer como en las películas. Quita. Quita. Que él takewondo lo tengo muy olvidado...;-)). Por lo demás lo estamos disfrutando mucho. Corea es simplemente alucinante. La mejor gente con la que nos hemos encontrado y eso que toda la demás era superior. Incluso hoy se han ofrecido en el aeropuerto un voluntario de apoyo al viajero a echar al correo una postal llevándola ella a comprar el sello. Lo que te digo, gente muy maja. Un abrazo para ti.

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.