Indice Paises

martes, 30 de agosto de 2016

Templos de Beomeosa y Yonggungsa en Busan

Días 25 a 27 de agosto

Budha de Yonggungsa
Seguro que habéis visto ya muchos templos budistas en montañas y menos frecuentemente frente al mar. Hoy os proponemos ver con nosotros los templos de Beomeosa y de Yonggungsa en Busan.

Aunque el clima en los cinco días que hemos estado en Busan no ha sido espectacular todo el tiempo, podemos decir que nos ha dejado hacer lo que pretendíamos: tener unas horas para planificar próximos itinerarios, ver un poco la ciudad, incluyendo su famosa playa de Haeundae, y ver dos templos en su periferia que tienen un carácter totalmente diferente. Uno de ellos, Beomeosa en las montañas y otro junto al mar, que estábamos muy interesados en ver, como "Peixes" que somos 😎


Entrada al templo de Beomeosa
Entrada a Beomeosa
Beomeosa está en la zona norte de Busan, cerca de la estación de Nopo en la la línea 1. Desde allí y por la salida 2, se toma el autobús urbano 90, que lleva directamente al templo en unos 40 minutos. Nos dejó en un pequeño aparcamiento a menos de 200 metros de la entrada. No había que pagar ticket, aunque la parada se llama "ticket office". Tal vez porque estaban celebrando una ceremonia en el Hall central. Música budista, sonidos de tambores rítmicos, y una charla del monje que dirigía la sesión y que se había sentado encima de unos cojines elevados sobre el resto de las personas que dentro del Salón le escuchaban. No se ve bien en la foto, pero el ambiente era realmente de mucha paz, con personas en los exteriores del salón pidiendo de manera muy delicada que no se hiciera ruido para no romper ese ambiente. Difícil, porque la entrada al templo está justo atravesando por debajo de donde se celebraba la ceremonia.

Sala de ceremonias




Sala de ceremonias con el túnel debajo

El templo y la montaña
Detalle de las pinturas
Interior de uno de los santuarios
Edificio de ceremonias y plaza
El templo de Beomeosa se construyó durante el reino de Shila, hace unos 1.300 años, aunque sufrió muchos daños durante la invasión japonesa. La reconstrucción actual es de 1713 y su distribución de Beomeosa es tradicional, con las tres puertas a lo largo del camino de acceso y una plaza central con una pagoda de tres piedras, junto con un edificio para contener la campana y los llamadores de los espíritus. Y, en los otros lados de la plaza, salones de oración. En el centro, frente al edificio que os comentábamos donde estaba el monje y las personas en la celebración, está el Edificio del Buda (Dauengjeon Hall), desde 1614.

Guardianes: Dhrtarastra del Este - Virudhaka del Sur
Guardianes: Dhrtarastra del Este - Virudhaka del Sur
Guardianes: Dhrtarastra del Este - Virudhaka del Sur
Guardianes: Virupaksa del Oeste - Vaisravana del Norte
Destacan los coloridos de los 4 reyes protectores de Budha que están bajo la segunda puerta, así como los coloridos de los propios templos y un pequeño santuario en una de las esquinas que tiene en su interior unas coloridas figuras de los reyes que han colaborado en la construcción del templo y que con ello se han acercado al Budha. Ah, y siempre con el guardián de Budha primero.

Budha con los reyes donantes
Reyes donantes y guardián protector
Pintores que mantienen las pinturas en buen estado
Como dato curioso, en las pinturas exteriores que adornan el templo y que muestran los milagros realizados por los Budhas, vimos una que nos recordó la escena de San Isidro labrando el campo...¿casualidad o es que los santos hacen similares milagros por todo el mundo en cada religión?

Templo de Yonggumgsa
El otro templo que visitamos, Yonggungsa, el templo del dragón, es un templo diferente en el que lo más distinto es que está en un acantilado frente al mar. Para ir, tenéis que tomar el autobús 181, 100 ó el 9 desde la parada que hay junto a la estación de Haeundae (exit 7) hasta la parada del templo. Cuesta 1300 ó 1000 wong, depende del día. Y luego tenéis que subir una pequeña cuesta de 100 metros para llegar a la entrada del templo, pasando antes por unos puestos de comida y cafeterías. Hay estatuas de las 12 figuras del zodiaco chino. No pudimos resistir la tentación de sacarnos unas fotos. ¡Ah! Y una pagoda por la seguridad al volante, con rueda y todo.
Animales del zodiaco chino
Pagoda por la seguridad vial
Entrada al templo
Del templo de Yonggungsa se dice que es uno de los 3 mejores sitios budistas de Corea, combinando perfectamente el mar, los dragones y los budhas. La construcción original data de 1376, pero como pasa en muchos lugares de Corea, sufrió muchos daños durante las guerras con Japón, no siendo reconstruido hasta 1970. Para llegar al templo hay que bajar 108 escalones, que es el número de estados de ánimo según el budismo. Al bajar, a la izquierda, tenemos al Budha dorado (hace unos años era negro), de espaldas al mar. Desde este punto se tiene una espectacular vista del templo y del acantilado con las olas batiendo. También desde este punto se puede acceder al Museo de Investigación Pesquera.

Budha en el acantilado

Templo frente al mar
Budha de los deseos
Volvemos a subir unos escalones y tomar camino hacia el templo, cruzando un puente desde el que se puede pedir un deseo que se cumplirá si conseguimos que la moneda que lancemos entre en el recipiente que sostiene un Budha. Agua, deseos y monedas, un lugar común de nuevo. Tras cruzar el puente nos encontraremos en el templo y empezaremos a ver dragones. Suelen estar en todos los templos budistas que hemos visto hasta ahora, pero no en la cantidad que los encuentras aquí. También hay dos simpáticos cerditos dorados, ya que parece ser que dan buena suerte y atren el dinero. En una pequeña gruta en el centro de los edificios hay un pequeño Budha excavado en la roca al que la gente parece tener mucha devoción. Un poco más arriba tenemos la estatua de la Diosa de la Misericordia. Nos gustó mucho este templo. El día anterior llovió y este día amaneció fresco y soleado, lo que sumado a este entorno, hizo de la visita uno de los mejores momentos del viaje. Os dejamos sin más algunas fotos de este templo para que lo disfrutéis.
La escalera de los dragones
Dragón protector
Budha, pagoda y tortuga
Diosa de la misericordia
Detalle del alero de un tejado
Pequeño buda
Finalmente, comentaros un poco sobre Busan. Es una ciudad que nos ha parecido muy dinámica y llena de contrastes, nos recuerda a Barcelona, aunque la abundancia de montañas rompe su perfil y la hacen difícil de recorrer si no es utilizando la red de metro, muy buena, por cierto. Por la noche, los edificios parecen casinos, todos llenos de luces de colores, igual que en el resto de ciudades que hemos visitado en Corea. Hay muchos pasillos subterráneos que conectan las diferentes líneas de metro y que están repletos de tiendas y entradas a centros comerciales. En verano se agradece alejarse un rato del sol y suponemos que en invierno y época de lluvias también resultará práctico. Tienen incluso fuentes y organizan conciertos....

Fontana di Busan (en los túneles del metro)
Humetro Art Festival
Pasillos llenos de tiendas
Y el rulo en la frente, que debe ser una moda....
Otra cosa interesante es el mercado que teníamos cerca del hotel y que es muy típico en Corea. Una curiosa mezcla de tiendas de comida (las de pescado vivo, verduras y especias son las que más nos llamaban la atención) junto a las de ropa y cualquier otra cosa. Todo esto en unas calles que están cubiertas en su parte alta, de forma que también estás a salvo de inclemencias.







En Busan también hemos probado algunos de los platos típicos coreanos. Ya os hablamos del Bibimbap (Bibim=revuelto - Bap=arroz), que incluso en la versión de cafetería barata nos gusta. Y también el Ssambap (Ssam=enrollado - Bap=arroz), que probamos un día por casualidad en un restaurante donde sólo servían esto y nos gustó mucho. Puede ser de carne o de pescado, o como en nuestro caso, de ambas cosas. Se acompaña de múltiples platillos picantes o no y de hojas de diferentes verduras que sirven para enrollar en ellas el plato principal. Nos hicimos rollitos con la caballa, algas, tubérculos, setas y una rica salsa de sésamo y estaban espectaculares.

Bibimbap
Bibimbap
Ssambap
Ssambap


Datos prácticos:

Entrada a los dos templos: gratis

Autobús de Nopo Station hasta Templo de Beomeosa: 1300 won (1,04€) por trayecto

Autobús de Haeundae al Templo de Yonggungsan (autobús 9): 1000 won (0,80€) por trayecto

9 comentarios :

  1. no se..... pero me está gustando más Korea que Japon. el templo del mar tiene una ubicación espectacular y el otro es precioso. A disfrutar¡¡¡....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosi. Para nosotros este templo junto al mar ha sido también un lugar muy bonito y que recordaremos gratamente. No es fácil ver templos y mar a la vez. Nos alegramos que te haya gustado también.
      Besos

      Eliminar
  2. Me parecen asombroso los parecidos de las religiones. Y la estatua...me recuerda tanto a la Fontana de Trevi!!! Estoy con Rosi: me está gustando más que Japón, y a lo mejor es porque desconocía este país. Los dos templos son espectaculares. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pili. Nos alegra que te hayan gustado las fotos y te hayan traído imágenes de otros lugares bonitos como Italia.
      Besos

      Eliminar
  3. Me parecen asombroso los parecidos de las religiones. Y la estatua...me recuerda tanto a la Fontana de Trevi!!! Estoy con Rosi: me está gustando más que Japón, y a lo mejor es porque desconocía este país. Los dos templos son espectaculares. Besos

    ResponderEliminar
  4. Me ha sorprendido Korea chicos, no conocía nada de esta cultura y me está encantando, los palacios son preciosos con todo ese colorido y lo bien conservados que se ven.
    Tiene que ser una gente alegre si les gusta tanto el color.Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros también, Pauli. Corea no estaba en nuestro plan inicial, pero al fallarnos la cooperación en Kenia, tuvimos que adelantar los planes de Asia y para evitar un poco el monzón, añadimos Corea. Un acierto, la verdad.
      La gente es muy agradable, siempre nos reciben con sonrisas e incluso se preocupan si creen que nos estamos pasando la parada de autobús ;-)
      Besos

      Eliminar
  5. tiene la comida unas pintas de estar todo buenísimo...el segundo templo espectacular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel. Nos ha gustado que coincidieras en la apreciación del templo del dragón. Es el que más nos ha gustado de toda Korea. Y el día ayudó mucho porque el anterior día estuvo diluviando.
      Por la comida, muy rica. ¡Los olores y sabores son tan diferentes....!
      Un abrazo

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.