Indice Paises

jueves, 13 de octubre de 2016

Hué. Ciudad Prohibida y Tumbas Imperiales

Días 30 de septiembre y 1 de octubre

Tumba del emperador Khai Dinh
Destrozada en gran parte por la Segunda Guerra Mundial y por la más reciente Guerra de Vietnam, la gran Ciudadela Imperial de Hué conserva aún los rasgos del gran centro de poder del imperio que fue, en lo que hoy es la ciudad vietnamita de Hué, capital de Vietnam hasta la abdicación del último rey en 1945, por lo que está incluida en los sitios Patrimonio de la Humanidad desde 1993. Su dimensión era comparable a la Ciudad Imperial de Beijing. Cerca de allí, las tres tumbas de los emperadores, también parte del conjunto de Monumentos de Hué que aparecen en el listado de Unesco, muestran los diferentes estilos de concebir la muerte.

Entrada a la Ciudad Prohibida Púrpura de Hué
Parece que normalmente los tours de la ciudad incluyen la visita tanto a las tumbas, como a la Ciudadela, por lo que hay un ticket combinado. Este detalle se le olvidó decírnoslo a la chica de recepción del hotel cuando le preguntamos, nada más llegar, qué medios de transporte hay para ir a ver las tumbas y no mencionó que en el tour que nos ofrecía se incluía ir a la Ciudadela. Por lo que contratamos con ellos el tour para ver las tumbas, muy barato eso sí, para el día siguiente y nos fuimos andando a ver la Ciudadela, pagando su entrada individual.  Al día siguiente, ya dentro del autobús, el guía explicó el recorrido y vimos que, por ese detalle, tendríamos que comprar cada entrada individual y estar en mitad del tour, una hora y media esperando a que el resto viera la ciudadela. Nos molestó principalmente porque de habernos explicado en el hotel correctamente el recorrido el día anterior, habríamos gestionado el tiempo de otra forma, no visitando esa misma tarde la Ciudadela.


En cualquier caso, la visita a la Ciudadela resultó muy interesante. Durante dos horas estuvimos paseando por los recintos de la Ciudadela, que en su interior tiene la Ciudad Prohibida y a su vez, dentro de ésta, tiene la zona denominada "Ciudad Prohibida Púrpura", la zona más privada de los emperadores. Vimos los edificios que permanecen en pie y no fueron derribados en algún bombardeo de las distintas guerras, que son escasos, y también los edificios que han re-edificado o restaurado, siguiendo la documentación que existe sobre la ciudadela. La verdad es que cuando observas la maqueta que se expone en su interior, puedes ver en su esplendor, pero hoy la realidad se impone y la mayor parte esta derruido o en una lenta restauración.

Esquema de la Ciudad Prohibida Púrpura
Esquema de la Ciudad Prohibida Púrpura
 
 


La Ciudad Imperial, construida entre 1804 y 1833, se divide, igual que en la Ciudad Prohibida de Pekín, en diferentes cuadrantes para el emperador, para las reinas y concubinas, para los trabajos administrativos, militares, y para el relax incluyendo un edificio de teatro donde se realizaban las representaciones para el rey. En 1945, con la abdicación del rey, se le permitió a él y a su séquito a vivir en el interior de la Ciudad Prohibida, pero el resto del terreno de la Ciudadela fue ocupado por el pueblo. Hasta ese momento, nadie podía vivir dentro de la Ciudadela sin el permiso del rey, nadie podía entrar en el recinto de la Ciudad Prohibida sin un pase especial del rey, y nadie podía ver la cara del rey (ni en fotos). Este último detalle es curioso porque fue gracias a las fotos de los franceses que el pueblo de Vietnam conoció la cara de su rey con el paso del tiempo.


Para ver las tres tumbas imperiales fuimos en el tour que os contábamos, principalmente porque están bastante alejadas de Hué, cada una en un sitio diferente, y no es sencillo ir si no es en taxi, moto, tuk tuk o un tour organizado o privado.

La primera de las tumbas que vimos fue la del emperador Minh Mang, segundo de la dinastía Nguyen, que fue construida siguiendo criterios de geomancia China por lo que, si la miráis en un plano, el aspecto de la distribución de los edificios con los diversos lagos y puentes está construido para simular un cuerpo humano, en el que la cabeza es el túmulo donde dicen que está la tumba del rey, en algún lugar junto con sus tesoros, pero que solo conoce la situación exacta la familia real, que hace la visita una vez al año. Nos contó el guía que siempre la familia real dice que la tumba permanece sellada y protegida por varios cientos de serpientes. No podemos saber si es verdad o si es otra historia para disuadir a los curiosos, incluyendo a Indiana Jones que todo el mundo sabe que no le gustan las serpientes. Lo real es que para entrar al túmulo hay una puerta enorme de madera y metal, al final de la escalinata, que está cerrada y que tras ella solo parece haber árboles rodeados de un muro de 285 metros de perímetro. Es un montículo elevado sobre el resto del conjunto "porque la cabeza siempre debe estar más alta que el cuerpo y más si es la cabeza del rey que está por encima de sus súbditos", nos explica la guía de modo muy respetuoso.

Cabeza o la Escalinata al montículo de la tumba del emperador Minh Mang
Escalinata al montículo de la tumba del emperador Minh Mang
Mapa de la tumba. Señalada la entrada (que serían los pies del cuerpo) se ve la gran cabeza.
Mapa de la tumba. Señalada la entrada (que serían los pies del cuerpo) se ve la gran cabeza.

Pabellón Corazón y las piscinas que hacen de pulmones
Pabellón (corazón) y las piscinas que hacen de pulmones
La segunda tumba que vimos fue la del emperador Khai Dinh, duodécimo de la dinastía Nguyen. El aspecto es totalmente diferente a la anterior debido al uso del cemento y el metal, reflejo de la influencia que los franceses tuvieron sobre este emperador y que hicieron, no sólo que sus gustos tuvieran inclinaciones occidentales, sino que provocó que durante su reinado los vietnamitas se enemistaran con la realeza, considerando que los franceses lo tenían abducido (era adicto a las drogas) viviendo en la opulencia y lujo en la Ciudad Púrpura Prohibida mientras su pueblo se moría de hambre.
Tumba del emperador Khai Dinh
Tumba del emperador Khai Dinh
De hecho, el emperador subió un 25% los impuestos en los últimos años para poder terminar de construir este mausoleo, que se levanta en lo alto de unas escalinatas. Su aspecto ennegrecido le hace parecer "industrial", raro. No sabes si estás en una tumba o en un lugar de acceso al palacete de la cima, sobre todo cuando al entrar dentro de éste ves el mármol blanco y negro en el suelo, los altos techos con frisos de mármoles rojos en las paredes y lámparas de estilo vietnamita, en contraste total con una sala posterior cubierta de pan de oro en la que domina la silla donde se encuentra la imagen del rey sentado, todo de oro, en el lugar donde nueve metros por debajo está realmente su féretro. Al salir de allí teníamos la sensación de haber estado en un palacio y no en una tumba.
Antesala del Salón de la tumba Khai Dihn
Antesala del Salón de la tumba. ¿no parece una sala de un palacio?

Detalle del techo con los dragones protectores
Detalle de los dragones protectores

Salón de la tumba del emperador Khai Dinh, todo en oro, nueve metros sobre su feretro
Salón de la tumba del emperador Khai Dinh, todo en oro, nueve metros sobre su feretro

Guardianes a la entrada de la tumba
Dicen que si arrancas los ojos de los dragones, el edificio se viene abajo...¿?
La última tumba que visitamos fue la del emperador Tu Duc, último emperador de la dinastía Nguyen y último de Vietnam. Su estilo de nuevo es diferente, posiblemente porque fue realmente un lugar de retiro, donde el emperador vivió los últimos 16 años hasta su muerte y en los que se realizaban fiestas y representaciones artísticas. El lugar tiene dos zonas alrededor de un lago y ríos artificiales, dividiendo la zona de los templos y la zona de los alojamientos. Tiene varios lugares interesantes, como la estela más grande todo Vietnam, de más de veinte toneladas de peso y que cuenta hazañas del emperador; una isla en el centro del lago donde estaban en vida del emperador varios animales salvajes para disfrute de la corte; y la zona donde se sitúa la tumba oficial del emperador, aunque varias expediciones de arqueólogos franceses hicieron algunas catas y no encontraron ni el cuerpo, ni el tesoro. Los 200 trabajadores que enterraron al emperador junto con estos tesoros fueron decapitados nada más terminar, para que no pudieran contar a nadie el secreto. Otro enigma más para Indiana Jones o Lara Croft.


Estela con las hazañas del emperador
Templete protector de la estela más grande de Vietnam
Templete protector de la estela más grande de Vietnam
Tumba simulada del emperador. En naranja la parte excavada por los franceses.
Después de visitar las tumbas reales, fuimos a la Ciudadela, pero como nosotros ya la habíamos visto y hacía mucho calor, decidimos dar un paseo por la ribera del río y tomarnos un rico café vietnamita observando las barcas pasar y los búfalos de agua pastar en la orilla.
Fuente y escolares haciendo gimnasia
Búfalos de agua

Barcas de pescadores
De vuelta con el grupo, visitamos la Pagoda de Thien Mu, una de las señas de identidad de la ciudad imperial de Hué. Construida en 1601, cerca de la orilla del río Perfume, se levanta en una colina, cerca de un monasterio budista. Es una bonita pagoda de 7 pisos con forma octogonal. En el monasterio se exhibe el Austin de color azul que uno de los monjes de la congregación utilizó para ir a Ho Chi Min City e inmolarse en protesta por las limitaciones que se estaban imponiendo a la práctica del budismo.



Como broche final de la excursión, nos subimos a uno de los barcos dragón que recorren el río Perfume. En la zona central de Vietnam, les pintan ojos a los barcos para que vean el camino. Nuestro barco no sólo tenía ojos, tenía unos coloridos dragones. Barco de turistas, claro, pero llamativo igualmente. Resultó ser un paseo agradable, con algo de brisa, que permite ver la vida de las dos orillas hasta llegar a la zona centro.



En Hué probamos por fin el famoso Pho Bo, un platillo de noodles que los vietnamitas toman para desayunar, principalmente. En realidad, el plato es el Pho, y si lo quieres con ternera sera Pho Bo, con pollo Pho Ga y, así, irá cambiando según el ingrediente que acompañe a esta sopa de noodles con verdura. Sabrosa y muy barata.
Un plato de Pho Bo, sopa de noodles tradicional de Vietnam con Ternera
Pho Bo
Incienso de colores en los puestos junto a las tumbas


Datos prácticos:

Entrada combinada Ciudadela y Tumbas: 380000 dong (15,46€)
Entrada a cada tumba individual: 100000 dong (4,07€)
Entrada individual a la Ciudadela: 150000 dong (6,10€)
Traslado de Hanoi a Hué: avión de Jet Star Pacific hasta Da Nang y coche privado enviado por nuestro hotel hasta Hué. No hay autobuses desde el aeropuerto de Da Nang a Hué. Antes los había, pero al abrirse el aeropuerto de Hué, los eliminaron. En el camino paramos en una playa, larga, arena blanca, bonita, totalmente vacía.
Excursión Tumbas, Ciudadela, Pagoda y barca: $12 (10,90€). Incluía guía en inglés, transporte y comida.
Jade Hotel: limpio, habitación amplia. Conveniente.

4 comentarios :

  1. El Pho está bueno, sea el que sea, el mejor desayuno... Desayuno de campeones. Qué recuerdos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos acordamos de lo mucho que te gusta cuando lo probamos ;-)

      Eliminar
  2. Es increible el dineral y las vidas humanas que las distintas culturas derrochan en edificar las tumbas de sus reyes, emperadores,....
    Son preciosos desde luego, además es increible el miedo que tenían todos a que se les encontrase despues de muertos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Pauli. Parece una constante en las culturas antiguas.
      Besos.

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.