Indice Paises

martes, 25 de julio de 2017

La inexplicable atracción de Devils Tower

Día 21 de abril


Surgiendo en medio de la tormenta como un faro en el horizonte, Devils Tower, o la Casa del Oso como lo llaman los indios, nos recibe en la distancia. Es un majestuoso ejemplo geológico de un pasado remoto y también de las historias sagradas de los indios de las praderas.

Vamos a descubrirlas en esta etapa del viaje.

El Monumento Nacional Devils Tower se encuentra en el estado de Wyoming, en su parte superior derecha, muy cerca de Dakota del Sur, adonde llegamos tras dormir en Custer y ver Mount Rushmore por la mañana.


Ya en la distancia, su perfil inconfundible se hacía presente, pero con la tormenta era difícil apreciarlo. Y es que, cuando estábamos acercándonos, una enorme tormenta empezó a descargar lluvia torrencial a nuestro alrededor. Parecía que los hados se conjuraban para evitar que llegáramos. Estábamos ya casi allí y no íbamos a darnos la vuelta, así que, tras pasar el control de acceso, nos acercamos hasta el aparcamiento junto al Centro de Visitantes y aprovechamos para comer el sándwich que habíamos preparado, antes de iniciar la visita y esperar a que pasara el chaparrón.


Por cierto, justo antes de entrar a la zona delimitada por el Monumento Nacional, junto al control de acceso, hay varias casas de comida y de recuerdos, muestra de lo turístico que es seguramente este lugar. Afortunadamente, con la tormenta y siendo un día de diario, el número de personas era muy escaso.


El Centro de Visitantes, ya en el interior del Parque y cerca de la base de esta "torre", ofrece un pequeño recorrido por la historia del lugar, tiene paneles con las descripciones de los indios y de las primeras imágenes tomadas por los exploradores a finales del siglo XIX


También en el Centro de Visitantes se cuentan algunas de las leyendas que diversas tribus indias tienen del lugar. Normalmente todas coinciden en la presencia de un oso, de un árbol y de siete mujeres o siete hombres jóvenes que se convierten en la constelación de las Pléyades. De entre ellas, la más famosa es la leyenda de la tribu Kiowa en la que siete mujeres jóvenes estaban jugando en las inmediaciones y ante la llegada de un oso grizzly, se subieron a una roca y empezaron a rezar a la roca pidiéndola que fuera más grande para que el oso no les pudiera hacer daño. La roca oyó sus plegarias y creció hacia el cielo. El oso, enfadado, empezó a arañar las paredes de la roca con sus garras, mientras la roca seguía subiendo hacia el cielo, convirtiendo a las niñas en las Pléyades y dejando como muestra lo que es hoy este prodigio geológico. Algunas tribus llaman a esta roca "Bear Lodge".


El nombre de Devils Tower, o Torre del Diablo, se lo dió en 1875 el Coronel Richard Dodge cuando llegó a este lugar de las Black Hills para confirmar la existencia de oro. Originariamente llevaba su correspondiente apóstrofe (Devil’s Tower), pero en algún momento, debido a un error tipográfico, lo perdió y hoy en día conserva esta peculiar ortografía.


La realidad es que esta roca es el vestigio de un cono de intrusión magmática, no llegó a ser un volcán, y lo que se ve es por tanto el magma solidificado hace 50 millones de años. Con el tiempo, la erosión ha ido eliminado capas sedimentarias alrededor dejando cada vez más visible la parte magmática.


Mientras leíamos estas explicaciones, la tormenta amainó y media hora después pudimos iniciar el sendero que rodea la roca, tomando fotos y disfrutando de los olores del bosque mientras veíamos a las ardillas y los perritos de las praderas corretear. Incluso algún cervatillo vimos por allí. En el sendero también se ven tiras de tela de colores atadas en los árboles, que son ofrendas indias a los dioses. Ellos siguen considerando a este lugar sagrado y piden que, por favor, respetes eso, no quitando las tiras ni subiéndote por las piedras, aparte de que además puede llegar a ser peligroso.


El sendero "Tower Trail" rodea la torre durante dos kilómetros en un camino bastante accesible casi asfaltado en algunos tramos. Existen también otros senderos que parten, igual que éste, del Centro de Visitantes como el "Red Beds Trail" que la rodea desde un punto más alejado durante 4,5 kilómetros. Vimos que también hay un modo de subir andando desde el control de acceso. También es un lugar muy frecuentado por escaladores que pueden subir a su cima por varias rutas.


Dejamos al cabo de un par de horas el que había sido para nuestras mentes de los ochenta "el sitio más famoso de aterrizaje de una nave espacial" desde que habíamos visto la película "Encuentros en la Tercera Fase", donde la nave extraterrestre aterrizaba para contactar con diversos seres humanos mediante la música. Teníamos en nuestra memoria a Richard Dreyfuss esculpiendo el perfil de esta torre con un tenedor sobre una montaña de puré de patata.


Sea como sea, hay algo en esta montaña que no deja indiferente. Realmente fue un recuerdo especial.


Seguimos viaje para dormir en el pequeño pueblo de Buffalo, en Wyoming antes de continuar nuestro camino hacia el parque Nacional más famoso de EE.UU: Yellowstone. Os lo contaremos en la siguiente entrada. Ah, de camino aún visitamos otro sitio especial de nuestros recuerdos cinematográficos de la niñez: el Campo de Batalla de Little Bighorn donde el séptimo de caballería del coronel Custer murió "con las botas puestas".


Datos prácticos:

Cambio orientativo:
1 dólar = 0,9 euros. El uso de tarjeta está ampliamente extendido, aunque es muy frecuente que las tarjetas con Chip y Pin no se acepten si no tienen banda magnética.

Transporte: nosotros llegamos en coche de alquiler. En este caso no vimos muy fácil llegar en transporte público a este punto aislado de las carreteras principales. La carretera, de hecho, va a la Torre del Diablo a propósito desde la carretera principal, por lo que no hay autobuses de paso. Nosotros fuimos desde el pueblo de Custer que está a 176 kilómetros de la entrada al Centro de Visitantes. Es una ciudad conveniente por su cercanía para poder ver los dos monumentos (Rushmore y Devils Tower).

El pueblo de Rapid City tampoco se encuentra lejos, a 172 kilómetros, y es una ciudad más grande, con más servicios, desde donde se puede llegar por la interestatal 90 hasta este lugar.

Entrada al parque: está incluida en la entrada anual de Parques Nacionales, por lo que no tuvimos que pagar. El coste de la entrada, si no tienes el pase anual es de $20. Más información en su web.

Alojamiento en Buffalo (Wyoming): Buffalo Inn, Este fue nuestro hotel para dormir tras pasar el día en Devil's Tower y Mount Rushmore. Buen desayuno. Típico hotel de paso, sencillo y el pueblo más aún, pero conveniente para poder emprender camino hacia la entrada norte de Yellowstone, en Montana, al día siguiente.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.