Indice Paises

viernes, 10 de febrero de 2017

72 horas en Melbourne

Días 5 a 7 de enero

Melbourne
Hemos llegado a Melbourne, la capital del estado de Victoria, la que dicen "más europea" de las ciudades de Australia. Y nos hemos encontrado con una ciudad moderna, con buen transporte, con mucha animación, con música en vivo en las calles y plazas y con un paseo alrededor del río muy agradable.

Nos ha encantado.

Melbourne era nuestro punto de partida para realizar el recorrido de la Great Ocean Road, pero también queríamos descubrir porqué todos hablan de ella como una ciudad "europea".
Tranvías de Melbourne
Tranvías de Melbourne
Lo primero que nos sorprendió de la ciudad es que tiene un área central denominado "FreeTram" donde los tranvías son gratuitos para que te puedas mover con facilidad, incentivando el que dejes el coche en casa. En las paradas te indican claramente si estás o no en la zona gratuita. Y como nuestro hotel estaba dentro de este área, pues genial. Desde la estación de autobuses tomamos el primer FreeTram. Rápido, moderno, y con aire acondicionado. Un lujo. Un transbordo y, voilà, en diez minutos en el hotel. Ver la habitación y las instalaciones (teníamos una pequeña cocina común que usaríamos los dos días), cambiarnos y marchar a dar un paseo por la ciudad en lo que quedaba de tarde. Rapidito.

Flinders Street Station
Flinders Street Station
Edificio Emblemático de Federation Square
Concierto en Federation Square
Al final de Elisabeth Street, que era donde estaba nuestro hotel, se encuentra Flinders Street Station, un centro de transporte vital en la ciudad donde parten varias líneas de trenes y paran los tranvías. Muy animado y lleno de sitios de comida rápida justo enfrente. En el cruce con Swanston Street, aparte de aprovechar para tomar una foto de la entrada principal de la estación y de la Catedral de San Pablo con sus torres góticas y vidrieras, encontramos Federation Square, a orillas del río Yarra. Esta plaza es, sin lugar a dudas, el centro neurálgico de la vida cultural de Melbourne. Y lo cierto es que había un concierto en directo, con gente sentada en sillas de plástico y también en el suelo, al lado de lo que parecía un tobogán de agua para los niños. Todo en armonía. También había un rincón de lectura y wi-fi gratuito en toda la plaza. Y es que en verano esta plaza es un centro de ocio para la familia. Sin embargo, la gente de Melbourne está dividida acerca de ella, porque a la mitad les gusta y a los otros no. En fin. A nosotros nos gustó. Y además, pudimos escuchar el sonido de las Federation Bells que solo suenan tres veces al día para así celebrar el centenario de la ciudad.
Catedral de San Pablo
Interior de la Catedral
Desde aquí cruzamos por Princess Bridge al otro lado del río para recorrer Southgate Promenade donde se colocan artistas callejeros a mostrar sus espectáculos. Vimos unos acróbatas sobre combas y a un mimo. Divertido.

Princess Bridge desde Southgate Promenade
Princess Bridge desde Southgate Promenade

Farolas conmemorativas en Princess Bridge
Farolas conmemorativas en Princess Bridge


En la zona se han ubicado varios restaurantes y cervecerías bajo los imponentes rascacielos de esta orilla. En contraste, el paisaje frente a ellos en el río es de edificios más antiguos y bajos, aunque tienen varias decenas de pisos, con la Flanders Station en primer plano.  Fue un final de tarde muy agradable.

estatuas en el Soutgate Promenade
Hay muchas estatuas en el Soutgate Promenade
Evan Walker Bridge con rascacielos del SouthBank al fondo
Evan Walker Bridge con rascacielos del SouthBank al fondo
Yarra River al atardecer con Soutbank a la izquierda y Downtown a la derecha
Yarra River al atardecer con Soutbank a la izquierda y Downtown a la derecha
A la mañana siguiente, nos fuimos a la zona de Victoria Harbour. Es una zona de puerto deportivo moderno, con muchos restaurantes y un animado centro comercial al otro lado. Pero, como estábamos en vacaciones de verano, pues todo cerrado. Incluso un par de obras de nuevos edificios estaban paradas. Las que sí comprobamos que no se habían ido de vacaciones fueron una multitud de medusas blancas que por cientos estaban en el muelle junto a los barcos. Mmmm. Nunca habíamos visto medusas en el muelle de una ciudad y menos en tal cantidad. ¡Como estarían las playas!


Victoria Harbour
Visto lo cual, y como hacía mucho, pero que mucho calor (las sombras no son algo que abunde en las ciudades australianas), tomamos el FreeTram de nuevo, subiéndonos, en el emblemático City Circle Tram de madera (la línea 35) que nos permitió dar una vuelta al centro mientras el tranvía nos daba explicaciones de los lugares cercanos. Nos gustó este servicio gratuito de tranvía turístico. Es como los autobuses turísticos que hay en muchas ciudades, pero gratis.

No dimos toda la vuelta porque queríamos ver el Museo de Melbourne en los Carlton Gardens. Estos jardines son el vestigio de la Exposición Universal de 1880 que se celebró en la ciudad y dentro de ellos aún se conserva el magnífico edificio principal, llamado Palacio Real de Exposiciones (Royal Exhibition Building) que, además, es el primer edificio incluido como Patrimonio de la Humanidad de Australia en el año 2004 junto con los jardines, y que hoy se usa como lugar de eventos y exposiciones temporales. Delante de la puerta preside los jardines una fuente y la estatua de la reina Victoria Eugenia de Inglaterra quien gobernaba el Imperio por esas fechas.



Tras el edificio se encuentra el actual Museo de Melbourne. Un edificio moderno, pero integrado en el conjunto de los jardines. Entramos para protegernos del calor y echar un vistazo rápido y acabamos estando más de cinco horas hasta que cerró a las cinco de la tarde, viendo sus múltiples salas entre las que nos gustaron más las dedicadas a la historia de los aborígenes, las de fauna y fósiles y la recreación de un ecosistema tropical australiano. Es un museo moderno e interactivo que disfrutamos mucho.




Al volver hacia el hotel fuimos caminando descubriendo edificios como la Catedral de San Patricio, el Parliament House, el Old Treasury Building y el Town Hall.
Catedral de San Patricio
Ayuntamiento - Town Hall con boda incluida
Nos quedaba aún un día más en Melbourne y nos fuimos a ver por la mañana dos sitios pintorescos: Chinatown y Queen Victoria Market. Primero nos acercamos a la zona de Melbourne dentro del CBD (Central Business District) que fue a primeros de siglo XIX ocupada por los inmigrantes chinos, habiéndose convertido hoy en la segunda población más numerosa de la ciudad. Es realmente un par de calles donde abundan tiendas y restaurantes. Fue como volver a nuestras etapas de viaje en China, sobre todo a Shanghai y Pekín.


En esa misma zona se puede disfrutar de otra característica representativa de Melbourne, que son los murales callejeros, principalmente los de las calles cercanas a Hosier Lane o Tattersalls Lane. No es que viéramos nada espectacular, pero hay que reconocer que pintadas sí que tienen estas pequeñas callejuelas. Quizá no encontramos las más representativas.



Debemos confesar que visitar un mercado tradicional tiene para nosotros un encanto especial y solemos hacerlo siempre que tenemos ocasión, nos gusta sobre todo descubrir nuevas verduras u hortalizas, productos que no se ven en España en general. En el Queen Victory Market, al que fuimos a continuación, fue interesante ver las múltiples carnes y peces diferentes a los nuestros. En este mercado se mezclan dos tipos de mercado, realmente. Uno sería el de los puestos al aire libre, tipo mercadillo, en el que vimos que los precios eran inferiores a los de los supermercados, con productos ecológicos, agricultura tradicional, ropa, recuerdos para turistas, etc. Y, por otro lado, un mercado más tradicional, cubierto, con puestos especializados, algunos incluso de gourmet. En la parte exterior había una pequeña tienda de adornos de navidad y le dimos un buen repaso, viendo lo diferentes que pueden ser las tradiciones en otros países. Fue, en definitiva, una visita divertida y curiosa.

Mercado exterior del Queen Victoria Market
Mercado exterior del Queen Victoria Market

Entrada al Queen Victoria Market
Entrada al Queen Victoria Market

Interior del Queen Victoria Market y alguna de sus tiendas de delicatessem
Interior del Queen Victoria Market y alguna de sus tiendas de delicatessem
Los adornos de Navidad de Melbourne son muy irlandese
Los adornos de Navidad de Melbourne son muy irlandeses
En el regreso al hotel, buscamos la oficina de alquiler de coches para tenerla bien ubicada en la mañana siguiente y descubrimos dentro de un centro comercial una enorme chimenea de una antigua fábrica que antaño ocupaba ese local, la Shot Tower.

Shot Tower
Estas fueron nuestras 72 horas en Melbourne. Nos faltaron días para conocer esta ciudad más a fondo. Hubiéramos necesitado, al menos, otra semana completa para conocer otros puntos un poco más alejados del centro de esta ciudad especialmente St Kilda, el barrio costero a 6 km con su playa de arena y su paseo marítimo y donde también hay un Luna Park como el que conocimos en Sydney para entretenimiento de mayores y pequeños. No tan lejos, en los Reales Jardines Botánicos hay un templo en recuerdo a los caídos australianos, el Shrine of Remembrance, que en las fotos nos sugería un templo romano, la verdad, aparte del propio Parque Botánico y alguna que otra cosa, pero tendrán que quedarse para otra ocasión.

Desde Melbourne, en coche, recorrimos la Great Ocean Road, maravillándonos con las formaciones de roca que la naturaleza había tallado en sus costas. ¡Y vimos koalas en libertad!

Pero eso ya es otra historia..

Aviso a conductores de respetar a los tranvias comparandolos con un rinoceronte
Visualmente efectivo para advertir a los conductores sobre los tranvias, ¿no?


Datos prácticos:

Cambio actual: 1 AUD = 0,70 EUR

Cómo llegar a Melbourne: utilizamos los autobuses de Greyhound desde Sydney, haciendo parada en Canberra, utilizando el pase HopOn-HopOff, por 105AUD, aunque también se puede ir directo desde Sydney u otras ciudades. Melbourne está bien conectada por carretera, tren o avión.


Transporte dentro de Melbourne: muchos tranvías, perfectamente organizado. Existe una tarjeta similar a la Opal de Sydney para tomar los diversos tranvías y autobuses. Solo cuenta si viajas fuera de la zona FreeTram (zona centro, tranvías gratis). Nosotros no la usamos porque siempre nos movimos en la zona de FreeTram. Se llama Myki. Hay una aplicación para móviles. Más info en su web.



Transporte en Bus turístico: 10AUD por un ticket de dos días. Como sale fuera de la zona de FreemTram puede ser una buena opción si vais a los Reales Jardines Botánicos, al JollyMont o los Jardines del Este. Más Información en su web

Información al viajero: existen dos puntos de información turística: El primero está ubicado en Federation Square y abre de 09:00 a 18:00h todos los días, salvo el día de Navidad.  El segundo está en Bourke Street Mall y abre diariamente de 09:00 a 17:00h, salvo Navidad. Como dato interesante, Melbourne tiene unas figuras llamadas Embajadores que son personas que de modo altruista y ataviados con casacas rojas y sombrero outback ayudan a los turistas que les preguntan. Están por la ciudad de lunes a sábado de 10:00 a 16:00h y los domingos de 11:00 a 15:00h, salvo Navidad.


Entrada al Museo de Melbourne: 14AUD, aunque existe un pase de museos por 22AUD. No incluye entrada al IMAX, al que nosotros tampoco fuimos y que hubiera sido de 27AUD conjunta con el museo. Dispone de guardarropa y cafetería. Abre de 10:00 a 17:00h. Dentro de la entrada se incluye el acceso a Bunjilaka, que es el Centro cultural aborigen de los primeros habitantes de Melbourne y que toma el nombre del dios primigenio, Bunjil.

Resto de atracciones indicadas en la ciudad: gratuitas.

Hotel Ibis Budget: céntrico. Habitación pequeña, pero cómoda y muy limpia. Dispone de un espacio común con microondas, platos y cubiertos de plástico para usar y máquinas de bebidas.

2 comentarios :

  1. qué recuerdos, la verdad que es una ciudad muy bonita. No habéis puesto fotos de los 12 apóstoles ¿fuiste al final? El barrio costero es muy interesante, para la próxima vez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es nuestra ciudad preferida de Australia junto con Sydney, Miguel.
      Sobre los 12 apóstoles, vemos que ya has leído la entrada de la Great Ocean Road, donde está este bonito acantilado.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.